Infraestructura urbana


Se denomina infraestructura (etimología: Infra = debajo) a aquella realización humana diseñada y dirigida por profesionales de Ingeniería, Urbanismo, etc., que sirven de soporte para el desarrollo de otras actividades y su funcionamiento, necesario en la organización estructural de las ciudades y empresas.[1][2]

La infraestructura se compone de estructuras físicas públicas y privadas tales como carreteras, ferrocarriles, puentes, túneles, suministro de agua, red de saneamiento, redes eléctricas, y telecomunicaciones (incluyendo conectividad a Internet y acceso de banda ancha). En general, la infraestructura se ha definido como "los componentes físicos de los sistemas interrelacionados que proporcionan productos básicos y servicios esenciales para permitir, sostener o mejorar las condiciones de vida de la sociedad" y mantener el entorno circundante.[3]

Especialmente a la luz de las transformaciones sociales masivas necesarias para mitigar y adaptarse al cambio climático, las conversaciones contemporáneas sobre infraestructura se centran con frecuencia en el desarrollo sostenible y la infraestructura verde. Reconociendo esta importancia, la comunidad internacional ha creado una política centrada en la infraestructura sostenible a través de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, especialmente el Objetivo de Desarrollo Sostenible 9 "Industria, Innovación e Infraestructura".

Una forma de describir los diferentes tipos de infraestructura es clasificarlos en dos tipos distintos: infraestructura dura e infraestructura blanda.[4]​ La infraestructura dura se refiere a las redes físicas necesarias para el funcionamiento de una industria moderna.[5]​ Esto incluye carreteras, puentes y vías férreas. La infraestructura blanda se refiere a todas las instituciones que mantienen el estándares económicos, salud, social, ambiental y cultural de un país.[5]​ Esto incluye programas educativos, estadísticas oficiales, parques e instalaciones recreativas, instituciones de aplicación de la ley y servicios de emergencia.

La infraestructura puede ser definida como las estructuras físicas y organizativas, redes o sistemas necesarios para el buen funcionamiento de una sociedad y su economía. Los diferentes componentes de la infraestructura de una sociedad pueden existir ya sea en el sector público o privado, dependiendo como son poseídos, administrados y regulados (compartido con el sector gubernamental/privado según sea la propiedad y la administración, según ocurre en algunos casos) La infraestructura puede ser física o social, con las dos categorías definidas así:

Mientras los beneficios de la infraestructura física son claramente tangibles, los beneficios de la infraestructura social son a menudo intangibles. [8]


Las autopistas son unas de las infraestructuras más usadas por la sociedad actual.
Las infraestructuras suponen grandes inversiones iniciales, lo que implica períodos de amortización muy largos, en algunos casos de décadas. En la imagen, Puente de La Vicaria.
Intersección vial en la autopista Guiyang- Qianchun, provincia de Guizhou, China. Las complejas intersecciones viales son infraestructuras capaces de soportar varios nodos de tránsito vehicular.
Antena de telecomunicaciones usada para propagar ondas de radio.
Relación positiva entre calidad de infraestructura y el desarrollo de países de acuerdo con estudio "Mejor Gasto, Mejores Vidas" del Banco Interamericano de Desarrollo en 2018
Las infraestructuras públicas son menos asequibles para los más pobres. Solo en América Latina, destinan hasta 40 por ciento de su ingreso para su uso.
Las brechas de infraestructura se evidencian en tiempos de crisis. Por ejemplo, durante la pandemia por COVID-19 que inició en 2020