Intento de golpe de Estado en la Unión Soviética


Repúblicas a favor del golpe:
Flag of Byelorussian SSR.svg RSS de Bielorrusia[3]
Flag of Azerbaijan SSR.svg RSS de Azerbaiyán[3]
Transnistria State Flag.svg Transnistria[4]
Flag of Tajik SSR.svg RSS de Tayikistán
Flag of Turkmen SSR.svg RSS de Turkmenistán
Flag of the Uzbek Soviet Socialist Republic (1952–1991).svg RSS de Uzbekistán
Apoyo internacional:
Bandera de Siria Siria[5]
Bandera de Irak Irak[5]
Flag of Libya (1977-2011).svg Libia[5][6]
Bandera de Yugoslavia Yugoslavia[6]
Bandera de la República Popular China China
Bandera de Corea del Norte Corea del Norte
Bandera de Cuba Cuba
Bandera de Palestina OLP[5][6]

Repúblicas contra el golpe:[3]
Flag of Estonia.svg RSS de Estonia
Flag of Georgia (1990–2004).svg RSS de Georgia
Flag of Latvia.svg RSS de Letonia
Flag of Lithuania (1988–2004).svg RSS de Lituania
Flag of Moldova.svg RSS de Moldavia
Flag of the Ukrainian Soviet Socialist Republic.svg RSS de Ucrania
Apoyo internacional:
Bandera de Estados Unidos Estados Unidos[5]
Bandera de Unión Europea Parlamento Europeo
Bandera de Canadá Canadá
Bandera de Reino Unido Reino Unido
Bandera de Alemania Alemania
Bandera de Italia Italia
Bandera de Japón Japón
Bandera de España España
Bandera de Francia Francia
Bandera de México México

Bandera de Siria Háfez al-Ásad
Bandera de Irak Saddam Hussein
Flag of Libya (1977-2011).svg Muammar el Gaddafi
Bandera de Yugoslavia Slobodan Milošević
Bandera de la República Popular China Jiang Zemin
Bandera de Corea del Norte Kim Il-sung
Bandera de Cuba Fidel Castro

Bandera de Estados Unidos George H. W. Bush
Bandera de Unión Europea Jacques Delors
Bandera de Canadá Brian Mulroney
Bandera de Reino Unido John Major
Bandera de Alemania Helmut Kohl
Bandera de Italia Giulio Andreotti
Bandera de Japón Toshiki Kaifu
Bandera de España Felipe González
Bandera de Francia François Mitterrand

El intento de golpe de Estado en la Unión Soviética, también conocido como el Golpe de Agosto, fue un período de tres días comprendido entre el 19 y 21 de agosto de 1991, en el que un grupo de miembros del Gobierno y del KGB de la Unión Soviética depusieron brevemente al presidente de la URSS Mijaíl Gorbachov e intentaron tomar el control del país. Los líderes del golpe de Estado eran miembros de la llamada «línea dura» del Partido Comunista de la Unión Soviética (PCUS) y del KGB, que pensaron que el programa de reformas de Gorbachov había ido demasiado lejos y que el Nuevo Tratado de la Unión que había negociado dispersaba demasiado el poder del gobierno central en favor de las repúblicas soviéticas. Sin embargo, el golpe fracasó en solo tres días y Gorbachov volvió al poder. Aun así, los hechos ocurridos minaron la legitimidad del PCUS, contribuyendo aun más al colapso de la URSS.[8][9]

Gorbachov se había embarcado en un ambicioso programa de reformas desde su llegada al poder que se basaba en dos conceptos: Perestroika y Glásnost. Estos movimientos encontraron resistencia y sospechas por parte de los miembros de la línea dura del sistema soviético. Las reformas liberaron algunas fuerzas y movimientos que Gorbachov no esperaba. Especialmente creció la agitación nacionalista en la parte de la Unión Soviética con minorías no-rusas, por lo que había temores que algunas o todas la repúblicas de la unión se separaran. En 1991, la Unión Soviética estaba en una grave crisis económica y política. Había escasez de casi todos los productos, y la gente tenía que guardar largas colas para comprar productos esenciales.


Carta que muestra las últimas divisiones administrativas de las Repúblicas de la Unión Soviética (1989) antes de su caída y disolución en 1991.
Tanques T-80 en la Plaza Roja durante el Golpe de agosto de 1991.
Firma del Tratado de Belavezha y establecimiento de la CEI el 8 de diciembre de 1991. Sentados, de izquierda a derecha: Vitold Fokin, primer ministro de Ucrania; Leonid Kravchuk, presidente de Ucrania; Stanislav Shushkiévich, presidente del Sóviet Supremo de Bielorrusia; Viacheslav Kébich, primer ministro de Bielorrusia; Borís Yeltsin, presidente de Rusia, y Gennadi Búrbulis, secretario de Estado de Rusia.