Interacción social


La interacción social es la manifestación mediante la cual se convoca la posterior influencia social que recibe todo individuo.

La conducta social depende de la influencia de otros individuos y la interacción social es una de las claves de este proceso. Si la conducta social es una respuesta al estímulo social producido por otros, incluidos los símbolos que ellos transmiten, la interacción social puede ser concebida como una secuencia de relaciones estímulo-respuesta.

La conducta de una persona es el estímulo para la respuesta de otra, que a su vez, siguiendo la secuencia, pasa a ser luego el estímulo de la respuesta siguiente de la primera persona. Las interacciones regularizadas de este tipo constituyen la base de muchos de los hechos de influencia que ocurren dentro de las sociedades. Podemos decir que la Respuesta (conducta) es proporcional tanto a la actitud como al Estímulo

Así, la influencia social ha de materializarse en un cambio en nuestra actitud personal debido a que todo estímulo producirá un efecto (o respuesta) que podrá grabarse en nuestra memoria. Mediante este proceso simple y básico, se va conformando nuestra personalidad individual.

Como parte del que hacer en la etapa de la vida que nos corresponde, surge la ineludible necesidad de hacerlo a la par con gran cantidad de personas que se presentan a lado nuestro, y se nos da la oportunidad de compartir y aprender nuevos puntos de vista e ir enriqueciendo el propio conocimiento, pues logramos de esta manera perspectivas diferentes. Esto nos va enseñando día a día la forma más adecuada para interactuar con el resto de la sociedad. Cuando no somos directos con el mensaje o la indicación que queremos trasmitir a la(s) personas con las que convivimos o tenemos trato, esto puede ser interpretado de una forma negativa e incluso podemos dañar o lastimar a esa persona, complicamos la interacción humana cuando es más conveniente decir: no me gusta, no quiero, por el momento no me es posible; claro también está la otra cara de la moneda cuando expresamos un hola, te quiero, muy bien, me gusta, etc.

Cabe mencionar que existen diferentes formas de interactuar con las personas, de acuerdo al ambiente en el que nos encontramos, es decir, interactuamos diferente cuando nos encontramos con la familia a como lo hacemos en el trabajo por poner un ejemplo, generalmente con la familia interactuamos de una manera más general, en cambio en el trabajo debemos hacerlo de una manera más cordial ya que se debe a una relación laboral con nuestros compañeros de trabajo. También es distinta la interacción en un ambiente vecinal donde la relación es de identidad comunitaria (civitio), especialmente en poblaciones no muy grandes donde los habitantes se conocen y establecen vínculos de confianza con sentido de pertenencia al lugar.