Interfaz gráfica de usuario


La interfaz gráfica de usuario, conocida también como GUI (del inglés graphical user interface), es un programa informático que actúa de interfaz de usuario, utilizando un conjunto de imágenes y objetos gráficos para representar la información y acciones disponibles en la interfaz. Su principal uso consiste en proporcionar un entorno visual sencillo para permitir la comunicación con el sistema operativo de una máquina o computador.

Habitualmente las acciones se realizan mediante manipulación directa, para facilitar la interacción del usuario con la computadora. Surge como evolución de las interfaces de línea de comandos que se usaban para operar los primeros sistemas operativos y es pieza fundamental en un entorno gráfico. Como ejemplos de interfaz gráfica de usuario, cabe citar los entornos de escritorio Windows, el X-Window de GNU/Linux o el de Mac OS X, Aqua.

En el contexto del proceso de interacción persona-computadora, la interfaz gráfica de usuario es el artefacto tecnológico de un sistema interactivo que posibilita, a través del uso y la representación del lenguaje visual, una interacción amigable con un sistema informático.

Diseñar la composición visual y el comportamiento temporal de una GUI es una parte importante de la programación de aplicaciones en el campo de la Interacción persona-ordenador. Su objetivo es mejorar la eficiencia y la facilidad de uso del diseño lógico subyacente de un programa almacenado, una disciplina de diseño llamada usabilidad. Varios métodos de diseño centrado en el usuario se utilizan para garantizar que el lenguaje visual introducido en el diseño se adapta bien a las tareas.

Las características visibles de la interfaz gráfica de una aplicación a veces se llaman cromo o GUI.[1][2][3]​ Normalmente, los usuarios interactúan con la información mediante la manipulación visual de widgets que permitan interacciones adecuadas al tipo de datos que tienen. Los widgets de una interfaz bien diseñada se seleccionan para apoyar las acciones necesarias para alcanzar los objetivos de los usuarios. Un Modelo-Vista-Controlador permite estructuras flexibles en las que la interfaz es independiente e indirectamente vinculada a las funciones de la aplicación, de modo que la GUI puede personalizarse fácilmente. Esto permite a los usuarios seleccionar o diseñar otros skins a voluntad y facilita el trabajo del diseñador para cambiar la interfaz a medida que evolucionan las necesidades del usuario. Un buen diseño de la interfaz de usuario se relaciona más con los usuarios y menos con la arquitectura del sistema. Los widgets grandes, como las ventanas, normalmente proporcionan un marco o contenedor para el contenido principal de la presentación, como una página web, un mensaje de correo electrónico o un dibujo. Los más pequeños suelen actuar como una herramienta de entrada del usuario.


Las capas de una interfaz gráfica basada a sistema de ventanas.
La interfaz gráfica de usuario se presenta en la pantalla del ordenador. Es el resultado de la entrada procesada del usuario y normalmente la interfaz principal para la interacción hombre-máquina. En las interfaces táctiles de usuario populares en pequeños dispositivos móviles existe una superposición de la salida visual con la entrada visual.
Evolución de las interfaces de usuario.
CLI (Command line interface): Interfaz de línea de comandos
GUI (Graphical user interface): Interfaz gráfica de usuario
NUI (Natural user interface): Interfaz natural de usuario