Islas Cook


Las Islas Cook (inglés: Cook Islands, rarotongano: Kuki ’Āirani) conforman un archipiélago localizado en el océano Pacífico Sur, entre Hawái y Nueva Zelanda. Poseen un sistema de gobierno democrático-parlamentario en libre asociación con Nueva Zelanda. Las quince pequeñas islas tienen un área combinada de 236 km²,[1]​ pero la Zona Económica Exclusiva ocupa más de 1 800 000 kilómetros cuadrados de océano.[2]

La población se concentra en la isla de Rarotonga (14 153 habitantes en 2006), donde se encuentra el aeropuerto internacional. Hay también muchos ciudadanos de las islas Cook que viven en Nueva Zelanda, particularmente en la isla Norte. En el censo de 2006 había 58 008 personas identificadas como descendientes de los maoríes de las Islas Cook.[3]

Con más de 90 000 visitantes al año en 2006, el turismo es la principal fuente de ingresos de las islas, por encima del negocio de bancos, perlas y las exportaciones de productos del mar y frutas exóticas.[4]

La defensa y la representación exterior son responsabilidad de Nueva Zelanda, que además debe consultar a las Islas Cook. Aun así en los últimos años las Islas Cook han ido adoptando una creciente independencia en lo que se refiere a la gestión de los Asuntos Exteriores.[cita requerida] Los ciudadanos de las Islas Cook tienen la ciudadanía neozelandesa y también la nacionalidad propia de las Islas Cook.

La capital es Avarua. Una forma popular de arte en las islas es el tivaevae, edredones hechos a mano.

Las Islas Cook fueron pobladas por primera vez en el siglo VI de nuestra era por pueblos polinésicos que migraron desde las cercanías de Tahití, al sureste.[5]


Mapa de las Islas Cook.
Vista aérea de Pukapuka.
Playa de las Islas Cook.
Calle principal de Avarua.
Isla Suwarrow.
Iglesia en Arutanga, Aitutaki
Playa de Rarotonga.