Jacobinos


Los jacobinos (en francés, jacobins) eran los miembros del grupo político de la Revolución francesa llamado Club de los Jacobinos, cuya sede se encontraba en París, en el convento de los frailes dominicos (conocidos popularmente como frailes jacobinos) de la calle Saint-Honoré.[2]

Eran republicanos, defensores de la soberanía popular, por ende propugnaban el sufragio universal; su visión de la indivisibilidad de la nación los llevaba a defender un estado fuerte y centralizado. Se confunden a menudo con El Terror, en parte debido a la leyenda negra que divulgó la reacción termidoriana sobre Robespierre. En el siglo XIX, el jacobinismo fue la fuente de inspiración de los partidos republicanos que promovieron la Segunda y la Tercera República Francesa. En la Francia contemporánea, este término se asoció con una concepción centralista de la República.[cita requerida]

En Francia, desde la Edad Media, se llamaba coloquialmente 'jacobinos' (jacobins) a los dominicos (dominicains), por el convento de la orden fundado en París a principios del siglo XIII y dedicado a Santiago (en francés, Saint Jacques y en latín, Iacobus), convento que luego dio su nombre a la calle donde se levantaba, la calle Saint-Jacques, en el Barrio Latino.[3][4]​ Cuando el Club Bretón trasladó su lugar de reuniones al convento dominico de la calle Saint-Honoré, fundado en el siglo XVII y situado a dos pasos de la 'Sala del Manège', donde la Asamblea Constituyente celebraba sus sesiones, se les dio irónicamente el apodo de 'jacobinos', o 'club de los jacobinos',[2][5]​ nombre que acabaron por adoptar oficialmente.

En abril-mayo de 1789, un grupo de representantes del Tercer Estado en la asamblea de los Estados Generales de 1789 empezaron a reunirse en lo que sería conocido como el "Club Bretón", un foro de debate y reflexión en torno a los Cuadernos de quejas (Cahiers de Doléances), y a la preparación de los debates en la asamblea. Su nombre se debe a que los primeros miembros del club eran diputados de la provincia de Bretaña, reunidos en torno a Isaac Le Chapelier y a Jean-Denis Lanjuinais. Pronto se les unieron miembros del clero y diputados de otras regiones como Mirabeau, el duque de Aiguillon, Sieyès, Pétion, Volney, Robespierre, Charles y Alexandre de Lameth, etc.[6][7][8]​ Una vez constituida la Asamblea Constituyente, cambiaron su nombre por el de "Société des Amis de la Constitution" (Sociedad de los Amigos de la Constitución) y se instalaron en octubre del mismo año en el Convento de los Jacobinos, un antiguo convento de dominicos situado en la calle Saint-Honoré de París. A partir de ese momento, sus oponentes políticos los llamaron jacobinos, en un principio para ridiculizarlos. En 1789, agrupaban a 200 diputados de diversas tendencias, y su primer presidente fue el diputado bretón Isaac Le Chapelier. En aquella época, Mirabeau se encontraba entre sus miembros.


Entrada del Club de los Jacobinos en la calle Saint-Honoré, París.
Comité revolucionario de la sección parisina del año II, según Jean-Baptiste Huet (Biblioteca Nacional de Francia, París).
Cierre del Club de los Jacobinos en julio de 1794.
Grabado de Malapeau basado en un aguafuerte de Duplessis-Bertaux.