Jeremy Rifkin


Jeremy Rifkin (1945, Denver, Colorado) es un sociólogo, economista, escritor, orador, asesor político y activista estadounidense.

Rifkin investiga el impacto de los cambios científicos y tecnológicos en la economía, la fuerza de trabajo, la sociedad y el medio ambiente. Uno de sus libros de más éxito y reconocimiento es el que se titula El fin del trabajo, del año 1995.[1]

Rifkin es licenciado en Economía por la Escuela Wharton de Finanzas y Comercio de la Universidad de Pensilvania y maestro en Relaciones Internacionales por la Fletcher School of Law and Diplomacy de la Universidad Tufts.[2]

Es profesor de la Escuela Wharton de Finanzas y Comercio y presidente de la Foundation on Economic Trends, con sede en Washington, una fundación que estudia las tendencias económicas y que él mismo fundó en 1977.[3]

Rifkin nació en Denver, Colorado, siendo sus padres Vivette Ravel Rifkin y Milton Rifkin, un fabricante de bolsas de plástico. Creció en el lado suroeste de Chicago. Fue presidente de su clase en la Escuela Wharton de la Universidad de Pensilvania; recibió el premio general de la Asociación de Antiguos Alumnos de la escuela de Merit.

En 1966, mientras caminaba por el campus universitario, Rifkin fue testigo de como un grupo de estudiantes que protestaban ante la administración universitaria por la guerra de Vietnam era golpeado con brutalidad. Luego de este episodio, decide organizar una manifestación en favor de la libertad de expresión, así como involucrarse activamente en el movimiento pacifista.[3]


Jeremy Rifkin en el año 2009.
Diagrama mostrando los cinco pilares de la Tercera Revolución Industrial. El futuro escenario planteado por el llamado Negavatio utilizará un almacenamiento intermedio de energía a través de metano inyectado en depósitos subterráneos, así como a través de energía aportada a la propia red. Así mismo, será posible enriquecer el gas inyectado como reserva con algo de hidrógeno puro.
Jeremy Rifkin el 8 de septiembre de 2006, durante una actividad académica que tuvo lugar en Beaver Falls, Pensilvania, Estados Unidos.