John Singer Sargent


John Singer Sargent (Florencia, 12 de enero de 1856-14 de abril de 1925) fue un pintor estadounidense, considerado el "retratista de más éxito de su generación".[1][2]​ Durante su carrera, realizó cerca de 900 pinturas al óleo y más de 2.000 acuarelas, así como innumerables bocetos y dibujos al carboncillo. Su obra documenta sus viajes a lo largo del mundo, desde Venecia al Tirol, Corfú, Oriente Próximo, Montana, Maine y Florida.

Sus padres eran estadounidenses, pero él se formó en París antes de trasladarse a Londres. Sargent disfrutó del aplauso internacional como retratista, aunque no sin cierta controversia y alguna reserva crítica. Desde el principio, su trabajo se caracterizó por una destacable habilidad técnica, particularmente su facilidad para el dibujo con el pincel, que en años posteriores generó tanto admiración como críticas por una supuesta superficialidad. Sus retratos de encargo se enmarcaban dentro de un estilo clasicista, mientras que sus estudios informales y bocetos mostraban una cierta cercanía con el impresionismo. En los últimos años de su vida, Sargent se expresó ambivalente en relación con las restricciones formales del retrato, dedicando gran parte de su esfuerzo a la pintura mural y al aire libre. Vivió la mayor parte de su vida en Europa.

Antes del nacimiento de Sargent, FitzWilliam, su padre, (n. 1820, Gloucester, Massachusetts) fue cirujano ocular en el hospital Wills Eye (Filadelfia) durante el período 1844-1854. Después de que el hermano mayor de John muriera a la edad de dos años, su madre, Mary (de soltera, Singer), sufrió una crisis nerviosa, y la pareja decidió marcharse para recuperarse. Fueron nómadas expatriados durante el resto de su vida.[3]​ Con residencia habitual en París, los padres de Sargent se desplazaban regularmente según la estación del año a alojamientos en la costa y la montaña de Francia, Alemania, Italia y Suiza. Estando Mary embarazada, se detuvieron en Florencia debido a una epidemia de cólera. John Singer Sargent nació allí en 1856. Un año más tarde, nació su hermana Mary. Después de su nacimiento, muy a su pesar, FitzWilliam renunció a su puesto en Filadelfia y aceptó las súplicas de su esposa para permanecer en el extranjero.[4]​ Vivieron modestamente, gracias a una pequeña herencia y a sus ahorros, llevando una vida tranquila junto a sus hijos. Evitaron, generalmente, actos sociales y a otros estadounidenses, excepto a sus amigos del mundo del arte.[5]​ Estando en el extranjero, nacieron cuatro hijos más, de los cuales solo dos sobrevivieron más allá de la infancia.[6]


Illustrated London News, primera fuente de inspiración de Sargent
Paul Helleu dibujando, con su esposa, 1889. Museo Brooklyn, Nueva York
Sargent en su estudio con Retrato de Madame X, ca. 1885
Retrato de Madame X, 1884, Met, NY
Madame Ramón Subercaseaux, 1880, colección privada
Madame Errázuriz, c.1883-84, colección privada
Mrs Henry White, 1883, Corcoran Gallery of Art, Washington D. C.
Clavel, lirio, lirio, rosa (1885-86), Tate Britain, Londres
Lady Agnew of Lochnaw (1892), National Gallery of Scotland
Autorretrato, 1907, Galería Uffizi, Florencia
La siesta de los gondoleros, c. 1904, acuarela, 50.8 x 35.6 cm, colección privada
Dame Ethel Smyth, 1901, 46 x 59.7 cm, National Portrait Gallery, Londres
Henry James, 1913, National Portrait Gallery, Londres
Almina, hija de Asher Wertheimer, 1908, Londres, Tate Gallery.