Juan Germán Roscio


Juan Germán Roscio Nieves (San Francisco de Tiznados, 27 de mayo de 1763-Cúcuta, 10 de marzo de 1821) fue un abogado, periodista, escritor y político venezolano.

Fue redactor de la Gazeta de Caracas y director del Correo del Orinoco, primer canciller, jefe ejecutivo durante la Primera República de Venezuela, inspirador y redactor del Acta de Proclamación de la Independencia (19 de abril de 1810), del Acta de la Independencia (5 de julio de 1811), del Reglamento Electoral para la elección del Primer Congreso; de la Primera Constitución de Venezuela y Nuestra América, presidente del Congreso de Angostura de 1819 y vicepresidente de la Gran Colombia.

Roscio Nieves nació en los llanos centrales venezolanos, siendo hijo de Giovanni Roscio,[1]​ oficial retirado nacido en Milán (Italia), y de Paula María Nieves, mestiza nativa de La Victoria. Los primeros años de Juan Germán pasaron en San Francisco de Tiznado en una propiedad agrícola que poseía su padre. Aprendió desde niño el italiano y el latín gracias al padre, demostrando ser un estudiante muy culturado y capacitado. Viajó a Caracas en 1774 para iniciar sus estudios superiores bajo la protección de la hija del Conde de San Javier. Durante este período, cursó estudios de teología, sagrados cánones y derecho civil. En 1794 obtuvo el título de doctor en derecho canónico, y en 1800 el de civil.

Desde 1796 había hecho la petición a la Real Audiencia de Caracas, solicitando su inscripción como abogado en aquel distrito judicial, la que le fue concedida; pero el Colegio de Abogados puso trabas para admitirlo en su seno, alegando que en el expediente de limpieza de sangre presentado por Roscio no figuraba el calificativo de «india» que en otros documentos se le daba a su madre y a su abuela materna. Esta circunstancia dio a Roscio la oportunidad de iniciar un contencioso en el cual presentó brillantes alegatos que pusieron en evidencia su formación jurídico-ideológica y la orientación filosófica de su pensamiento. El proceso duró hasta 1805, año en que Roscio logró su definitiva incorporación al Colegio de Abogados. Gracias a este proceso y otro conocido como «Juicio a Inés María Paéz», Roscio es considerado un precursor de la defensa de los derechos civiles y la lucha contra la discriminación en América.

En cuanto a su vida marital se sabe que se casó con la patriota guayanesa María Dolores Cuevas, con quien tuvo una hija a la que llamaron Carmen Roscio Cuevas, que nació dos años antes de la muerte del prócer guariqueño, el 10 de marzo de 1821, en Cúcuta, Colombia.