Kiev


Kiev[2][3]​ (en ucraniano: Ки́їв; TR: Kýїv [ˈkɪjiu̯] ( escuchar); designación de la ONU: Kyiv[4]​) es la capital y la mayor ciudad de Ucrania, con una población de 2 954 300 habitantes y aproximadamente 3 650 000 en su área metropolitana.[5]​ Es un importante centro industrial, científico, educativo, cultural e histórico, además de sede de muchas industrias de alta tecnología. Kiev dispone de una amplia infraestructura, en la que se incluye su sistema de transporte público del que forma parte el Metro de Kiev, el sistema de metro más profundo del mundo, alcanzando los 105 metros de profundidad.[6]

La ciudad posiblemente existió en el siglo V como un asentamiento en la gran ruta comercial entre Escandinavia y Constantinopla, esta teoría está fundamentada en la primera mención conocida referente a Kiev, en el año 482. Kiev fue entonces tributaria de los jázaros, hasta que los varegos (vikingos) se apoderaron de la ciudad en la segunda mitad del siglo IX.[7]​ Bajo el dominio vikingo, la ciudad se convirtió en capital de la Rus de Kiev, el primer estado eslavo oriental. Completamente destruida durante la invasión de los mongoles en 1240, la ciudad perdió gran parte de su influencia en los años posteriores, siendo capital provincial de diversos estados: el Reino de Rutenia, el Gran Ducado, la República de las Dos Naciones, el Hetmanato Cosaco, Moscovia y el Imperio ruso.[8]

La ciudad vivió la revolución industrial en el siglo XIX dentro del Imperio ruso, en este período la ciudad recuperó relevancia, posicionándose como una de las ciudades más importantes del imperio. En 1917, después de que la República Popular Ucraniana declarase su independencia tras la Guerra de Independencia de Ucrania, Kiev se convirtió en su capital. Con la derrota de la República Popular Ucraniana en la guerra de independencia, la ciudad fue ocupada por el ejército bolchevique que asignaría la ciudad a la RSS de Ucrania en 1922, dentro de la Unión Soviética. En 1934 la capital de la RSS de Ucrania pasó de ser Járkov a Kiev. La ciudad fue gravemente dañada durante la Segunda Guerra Mundial, pero, aunque se recuperó rápidamente en los años de la posguerra, las políticas del estalinismo remodelaron el estilo arquitectónico de la ciudad, al igual que en otras ciudades de la Unión. Posteriormente la ciudad se convertiría en la tercera ciudad más grande de la Unión Soviética. Tras el colapso de la Unión Soviética y la Declaración de Independencia de Ucrania, Kiev se estableció como la capital de Ucrania el 24 de agosto de 1991.[9][10]

El nombre ucraniano de la ciudad, tal como se escribe en la variante ucraniana del alfabeto cirílico, es Ки́їв, y la forma romanizada oficial en Ucrania es Kyiv, de acuerdo con el sistema de transliteración que el gobierno ucraniano presentó en 2012 ante el Grupo de Expertos de las Naciones Unidas en Nombres Geográficos.[11][12]


Detalle del Mapa de Polonia y Hungría de Sebastian Münster (1552), en el que Kiev está marcado con la leyenda «Kyouia epatus» (en latín, Kyovia episcopatus, lit. 'Episcopado de Kiev').
Carta de la oficina de administración de Kiev a la Fundación Wikimedia solicitando cambiar el exónimo Kiev por Kyiv en todas sus publicaciones en lengua inglesa. Finalmente se cambió en los artículos de Wikipedia en inglés.[27]
Boleslao I de Polonia y Sviatopolk I de Kiev, en un momento legendario de golpear la puerta dorada con la espada Szczerbiec. Pintura de Jan Matejko.
La entrada triunfal de Bohdán Jmelnitski en Kiev por Mykola Ivasiuk.
Jreschátyk en 1899.
Manifestación a favor de la República Popular Ucraniana en Kiev en 1917
La ciudad de Kiev en ruinas durante la Segunda Guerra Mundial
Protestas del Euromaidán
Panorama de un barrio de Kiev hecho desde el río Dniéper.
Plaza de la independencia, centro de Kiev.
Vista de Kiev-Pechersk Lavra. En 1990 el conjunto llamado «Kiev: Catedral de Santa Sofía y edificios monásticos relacionados, Kiev-Pechersk Lavra» fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco