Pueblo kipchak


El pueblo kipchak (también escrito: kipchaks, kipczaks, qipchaqs, qypchaqs, kıpçaklar o kyfchaks, por los geógrafos árabes; en turco: Kıpçak; en georgiano, ყივჩაყი, ყიფჩაღი; en tártaro de Crimea: Qıpçaq, Karachay-Balkar: Къыпчакъ; en uzbeko, Қипчоқ, Qipchoq; en kazajo, Қыпшақ; en kumyko: Къыпчакъ, en kirguís: Кыпчак, nogai: Кыпчак; en chino, 钦察 / 钦察; pinyin, , Qīnchá) era una confederación tribal túrquica. Originaria del kanato de Kimek, conquistaron junto con los cumanos gran parte de la estepa euroasiática durante la expansión túrquica de los siglos XI y XII, y fueron a su vez conquistados por las invasiones mongolas de principios del siglo XIII.[1][2]

Bajo dominio mongol, el Kanato de Kipchak (la Horda de Oro) gobernó gran parte de la Europa Oriental por otros 150 años antes de desintegrarse debido a disputas internas. Sus últimos restos, tales como los tártaros del Kanato de Crimea y los gagaúzos, sobrevivieron hasta el siglo XVIII antes de ser absorbidos por el Imperio ruso.

Los kipchaks (denominados pólovtsy en ruso y ucraniano) eran una confederación tribal que originalmente se estableció en el río Irtysh, posiblemente emparentados con los kimäks. Numerosos investigadores creen también que los kipchaks eran rubios y de ojos azules, descendientes del pueblo Dingling, que vivían en las estepas del sur de Siberia a finales del 1.er milenio AC, y que según los cronistas chinos, eran rubios.[3]​ A ellos se unieron los cumanos, que provenían del este del río Amarillo,[4]​ y en el curso de la expansión turca habían emigrado hacia el oeste de Siberia y más allá en la región del Trans-Volga.[5]​ Finalmente ocuparon un vasto territorio en la estepa eurasiática, que se extendía desde el norte del mar de Aral hacia el oeste a la región al norte del mar Negro, fundando un Estado conocido como Desht-i Qipchaq. Los cumanos se desplazaron aún más hacia el oeste, y alrededor del siglo XI llegaron a Moldavia, Valaquia y parte de Transilvania.

A finales del siglo XI y principios del XII, los cumanos y los kipchaks se involucraron en varios conflictos con los bizantinos, los habitantes de la Rus de Kiev, los húngaros (participaron sólo los cumanos) y los pechenegos (participaron sólo los cumanos), aliándose con uno u otro lado en distintas instancias. En 1089, fueron derrotados por Ladislao I de Hungría y nuevamente por el Gran príncipe de la Rus de Kiev Vladímir II Monómaco en el siglo XII. Saquearon Kiev en 1203.

Los cumanos huyeron hacia Hungría, y algunos de sus guerreros se convirtieron en mercenarios para las cruzadas y los bizantinos.


Confederación kipchak–cumana en Eurasia antes de que comenzaran las invasiones mongolas.
Escultura kipchak, siglo XII, Luhansk.