Konstantín Thon


Konstantín Andreyévich Thon (en ruso, Константи́н Андре́евич Тон) (San Petersburgo, 26 de octubre de 1794 - San Petersburgo, 25 de enero de 1881) fue un arquitecto de la Rusia imperial de origen alemán. Construyó, por encargo del zar Nicolás I, el Gran Palacio del Kremlin (1838-1849) y la catedral de Cristo Salvador de Moscú (1837-1883). Fue autor de dos volúmenes (1825-1828) sobre el arte de la restauración de edificios antiguos.[1]​ Fue el gran impulsor de la arquitectura neobizantina en el Imperio ruso.

Konstantín Thon nació en San Petersburgo, hijo de un joyero alemán. Fue uno de tres hermanos Thon, y todos ellos llegarían a ser arquitectos notables. Fue educado en la famosa Schule Sankt Petri, dependiente de la parroquia luterana de San Pedro y San Pablo y en 1804 fue admitido en la Academia Imperial de las Artes, donde se incorporó en 1808 en la clase de arquitectura de Andréi Voronijin, entonces famoso por su trabajo en la catedral de Kazán en la misma ciudad de San Petersburgo. Se graduó en 1815 con el rango de estudiante de primera clase y recibió una pequeña medalla de oro, gracias a su proyecto del Senado. Luego se unió al Comité de construcción y de obras hidráulicas que acababa de establecerse en San Petersburgo. Al mismo tiempo, trabajó para reacondicionar el Albergue alemán de la isla Krestovski (isla de la Cruz) de la capital imperial. Desarrolló varios proyectos de mercados cubiertos y galerías comerciales para el recinto ferial y fue enviado al extranjero para completar su formación en 1818.

Thon inició su Grand Tour y llegó a Roma a principios de año e inmediatamente comenzó a estudiar los monumentos de la Antigüedad y las primeras iglesias cristianas. También viajó a Sicilia y al sur de Italia. De regreso en Roma, trabajó en los diseños de iglesias basílicales inspiradas en las iglesias primitivas que revisó para satisfacer las necesidades de la liturgia ortodoxa. También se inspiró en los templos griegos. Concursó en un proyecto de hospital que presentó a la Academia de Roma.

Konstantín Thon fue a Florencia en 1822 y presentó sus trabajos en la Academia. Gracias a esto, fue admitido en la Academia de Florencia. Luego hizo un viaje por etapas a Génova, Rávena, Bolonia, Milán, Pavía y Ginebra, donde trabajó en el proyecto de la casa de campo de Duval, antiguo joyero de la Corte rusa. fue después a Dijon y llegó a París, donde dibujó y pintó los paisajes y los monumentos de Nápoles y de las Dos Sicilias según los estudios que había hecho en su viaje pasado.


Dibujo de 1837 de Thon de la catedral del Regimiento Semiónovski, respaldado por Nicolás I
Konstantín Thon alrededor de 1870
Edificio Armería del Kremlin con su ventanas renacentistas favoritas Thon
La catedral de Yeléts fue uno de los templos más altos de la Rusia pre-revolucionaria
Catedral de Santa Catalina (Pushkin, 2010)