Lípido


En biología y bioquímica, un lípido es una macro biomolécula que es soluble en solventes no polares.[1]Los solventes no polares son típicamente hidrocarburos usados para disolver otras moléculas de lípidos de hidrocarburos que no se disuelven fácilmente (o no se disuelven) en agua, incluyendo ácidos grasos, ceras, esteroles, vitaminas liposolubles (como vitaminas A, D, E, y K), monogliceridos, digliceridos, triglicéridos, y fosfolípidos.

Las funciones de los lípidos incluyen almacenamiento de energía, señalización, y actuando como componentes estructurales de membranas celulares.[2][3]​ Los lípidos tienen aplicaciones en la cosmética y la industria alimenticia así como en la nanotecnología.[4]

Los científicos a veces definen lípidos como hidrófobos y/o moléculas anfilíficas pequeñas; la naturaleza anfilífica de algunos lípidos les permite formar estructuras como vesículas, lisosomas unilamelares/multilamelares, o membranas en un entorno acuoso. Los lípidos biológicos originan enteramente o en parte de dos tipos distintos de subunidades bioquímicas: grupos cetoacil e isopreno.[1]​ Utilizando esta aproximación, los lípidos se pueden dividir en ocho categorías: ácidos grasos, glicerolípidos, glicerofosfolípidos, esfingolípidos, sacarolípidos, policétidos (derivados de condensación de unidades de cetoacil; lípidos de esterol y lípidos de prenol (derivados de condensación de subunidades de isopreno).[2]

A pesar de que el término "lípido" es a veces utilizado como sinónimo de grasas, las grasas son un subgrupo de los lípidos llamados triglicéridos. Los lípidos también abarcan moléculas como ácidos grasos y sus derivados (incluyendo tri-, di-, monogliceridos, y fosfolípidos), así como otros metabolitos que contienen esterol como colesterol.[5]​ A pesar de que los humanos y otros mamíferos utilizan varias rutas biosintéticas tanto para romper y sintetizar lípidos, algunos los lípidos esenciales no pueden ser fabricados de este modo y tienen que ser obtenidos de la dieta.

En cuanto a su propósito en el cuerpo humano los lípidos son de crucial importancia para el almacenamiento de energía y el desarrollo de la membrana celular.

Si los niveles de los lípidos llegan a ser demasiado altos pueden acumularse en las paredes de las arterias hasta formar una placa que puede obstruir el paso de la sangre.


Estructuras de algunos lípidos comunes. En la parte superior es colesterol[1] y ácido oleico.[2] La estructura media es un triglicérido compuesto de oleil, estearoil, y palmitoil las cadenas sujetaron a una estructura glicerol. En el fondo es el común fosfolípido fosfatidilcolina.
I2 - Prostailina (un ejemplo de una prostaglandina, un ácido graso eicosanoide)
LTB4 (un ejemplo de un leucotrieno, un ácido graso eicosanoide)
Ejemplo de un triglicérido insaturado graso(C55H98O6). Parte izquierda: glicerol; parte derecha, de arriba abajo: ácido palmítico, ácido oléico, ácido alfa-linolénico.
Chemical diagram
Estructura química del colesterol.
Lípido prenol (2E-geraniol)
Estructura del saccharolípido Kdofracciones de 2-lípido A Glucosamine en azul, fracciones Kdo en rojo, cadenas de acilol en negros y grupos de fosfato en verde.
Célula
Autoorganización de los fosfolípidos: un liposoma esférico, una micela y una bicapa lipídica.