Lírica griega


La lírica griega es el cuerpo de poesía lírica escrita en dialectos de griego antiguo. Está principalmente asociada con los siglos VII al V a. C., a veces llamada la "Edad Lírica de Grecia", pero continuado su escritura durante los períodos helenístico e imperial.[1]​ Lírica es una de tres categorías generales de la poesía de la antigüedad clásica, junto con el drama y la épica, según el esquema de las "formas naturales de la poesía" desarrollada por Goethe a principios del siglo XIX . (El drama está considerado una forma de poesía aquí porque la tragedia y la comedia estaban escritas en verso en Grecia antigua).

Culturalmente, la lírica griega es el producto del medio político, social e intelectual de la polis ("ciudad-estatal").[2][3]

Mucho de la lírica griega es poesía ocasional, compuesta para representación pública o privada para un solista o coro para marcar ocasiones particulares. El simposio (banquete) era un escenario en el que los poemas líricos eran actuados.[4]​ "Lírico" indica que estos poemas estuvieron concebidos como perteneciendo a la tradición de la poesía cantada o acompañada de la lira, también conocida como poesía melódica (de melos, "canción"). Investigaciones modernas de "la lírica griega" a menudo incluyen poemas cortos compuestos para circunstancias o propósitos similares que no fueran estrictamente "letras de canciones" en el sentido moderno, como elegías y yambos.[5]​ Pero, los propios griegos antiguos no incluían las elegías ni los yambos en la poesía lírica, una vez que eran compuestos en diferentes metros y diferían en los instrumentos musicales.[6][7]​ El Edinburgh Companion to Ancient Greece and Rome recuerda que

Los poemas líricos griegos celebran victorias atléticas (epinikia), evocan a los muertos, exhortan a los soldados a tener valor y ofrecen devoción religiosa en las formas de himnos, paeans y ditirambos. Las Partheneia eran cantadas por coros de jóvenes mujeres en los festivales.[9]​ Los poemas de amor alaban al amado, expresan el deseo incumplido, profieren seducciones o culpan al amante anterior de la ruptura. En este último tono, la poesía amorosa podía convertirse en invectiva, un ataque poético apuntado a insultar o avergonzar a un enemigo personal, un arte en el que Arquíloco, el más temprano poeta lírico griego conocido, fue un maestro. Los temas de lírica griega incluyen "política, guerra, deportes, bebida, dinero, juventud, vejez, muerte, el pasado heroico, los dioses," así como amor heterosexual y homosexual.[4]