La Esfera


Su primer número fue publicado el 3 de enero de 1914.[1][2]​ Dirigida durante sus diecisiete años de trayectoria por el malagueño Francisco Verdugo Landi,[3][4]​ fue editada por el grupo Prensa Gráfica,[5]​ al que también pertenecieron las revistas Mundo Gráfico, Nuevo Mundo y Por esos Mundos, llegando la empresa a acaparar el mercado.[6]

Sufrió la Primera Guerra Mundial, a causa del encarecimiento del precio del papel, con lo que se vio obligada a aumentar el coste de la revista.[7]​ El último número de La Esfera se publicó el 17 de enero de 1931,[2][8]​ coincidiendo con el cambio de gobierno del general Berenguer por Juan Bautista Aznar, próximo a la proclamación de la Segunda República Española.[9]

Se trataba de una revista cara,[8]​ calificada incluso como «de lujo»:[1]​ sus primeros números costaban 50 céntimos, que pasarían a ser 60 en el año 1917 para finalmente terminar vendiéndose al precio de 1 peseta a partir de 1920.[8]​ La revista contaba con excelentes ilustraciones y grabados[8][10]​ y una gran calidad de impresión.[8]

La publicación mexicana Novedades llegó a describir a La Esfera de la siguiente manera: «Este semanario figura a la cabeza de las publicaciones gráficas de España y de la América latina. Es una verdadera maravilla artística, no superada por ninguno de los más hermosos periódicos del mundo»,[4]​ según Jean-Michel Desvois habría sido «sin duda la mejor revista publicada en España, aunque su precio exorbitante».[11][12]

La revista contó con textos elaborados por autores como Miguel de Unamuno, Ramiro de Maeztu,[13]Jacinto Benavente, Emilia Pardo Bazán,[14]Ramón Pérez de Ayala,[15][16]Alberto Insúa,[17]Dionisio Pérez, José Francos Rodríguez,[18]José Francés o José María Carretero Novillo.[19]

Entre el grupo de ilustradores contó con colaboraciones de Salvador Bartolozzi, Isidro Fernández Fuentes «Gamonal», Ricardo Marín, Ricardo Verdugo Landi, Federico Ribas, Rafael de Penagos,[20]Enrique Estévez Ochoa[21]​ o Manuel Bujados.


Heliograbado de Carmencita (cuadro original de John Singer Sargent), publicado en 1914 en La Esfera.
«Serenidad» de Ricardo Brugada (1916)