La Ilustración Española y Americana


La revista aparecía semanalmente, los días 8, 15, 22 y 30 de cada mes.[1]​ Comenzó a editarse en 1869 y desapareció en 1921. Fue continuadora de El Museo Universal, editada entre 1857 y 1869. La revista seguía el modelo de prestigiosas publicaciones europeas como las francesas L'Illustration o Le Monde Illustré, Illustrirte Zeitung de Alemania o la italiana L'Illustrazione Italiana.

En su cabecera se presentaba como «Periódico de ciencias, artes, literatura, industria y conocimientos útiles». Fue fundada en 1869 en Madrid por Abelardo de Carlos, que fue su director hasta 1881. Lo sucedió en la dirección su hijo Abelardo José de Carlos y Hierro.

Entre los escritores que colaboraron en ella puede citarse a literatos como José Zorrilla, Ramón de Campoamor, Juan Valera, Leopoldo Alas Clarín, Valle-Inclán, Unamuno,[2]Emilia Pardo Bazán[3]​ o políticos y periodistas como Emilio Castelar, Ángel Fernández de los Ríos, Peregrín García Cadena, Manuel Cañete, José Velarde, Miguel Rodríguez Ferrer, Patrocinio de Biedma o Francisca Sarasate, entre otros.

Como indica su nombre, La Ilustración Española y Americana se caracterizó por la profusión de ilustraciones representando variados aspectos de la vida cotidiana de España y de los países hispanoamericanos, donde también tuvo difusión. Ello la haría «auténtica escuela de maestros gráficos», dibujantes y grabadores, con Bernardo Rico como responsable del diseño de la revista, director artístico y jefe de los talleres de Rivadeneyra, tarea de coordinación en la que le ayudaron su hermano Martín, Arturo Carretero Sánchez o Tomás Carlos Capuz Alonso, asimismo pintores, dibujantes y/o grabadores como el valenciano Francisco Pastor Muntó. La publicación también incluyó con frecuencia grabados realizados sobre fotografías de J. Laurent.[4]

La larga lista de maestros gráficos incluyó pintores como Francisco Pradilla,[a]Alejandro Ferrant, Enrique Simonet, Valeriano Domínguez Bécquer, Isidro Gil y Eduardo Sánchez Solá; o dibujantes como Juan Comba, José Luis Pellicer,[b]Francisco Ortego, Tomás Padró, Félix Badillo, Manuel Alcázar, Domingo Muñoz Cuesta, Alfredo y Daniel Perea o Mariano Pedrero. A ellos hay que añadir los nombres de algunos corresponsales gráficos en provincias, entre los que destacaron José Riudavets, el barcelonés Manuel Obiols Delgado, el sevillano Ramiro Franco Pacheco o el valenciano Castells, entre otros muchos. La variedad de temas provocó que entre los artistas colaboradores se desarrollasen especializaciones.


Imprenta de La Ilustración Española y Americana, propiedad de los Aribau y C.ª, hacia 1874.
Aguardando la Procesión. Grabado publicado en La Ilustración Española y Americana de 22 de septiembre de 1899, obra de Tomás Carlos Capuz.