León VI el Sabio


León VI el Sabio (19 de septiembre de 866-11 de mayo de 912) fue emperador bizantino desde 886 hasta su muerte.[1]

De su padre Basilio I[2][3][4]​ heredó un imperio mucho más extenso y poderoso que lo que había sido desde época de Justiniano I en el siglo VI. Sin embargo, él y su padre se odiaban, y es posible que León en realidad no fuese hijo de Basilio, sino de Miguel III,[5][6][7]​ el emperador que había precedido a Basilio en el trono. Basilio estuvo a punto de cegar a León en su adolescencia.[8][9]​ En 886, Basilio murió en un accidente de caza, aunque en su lecho de muerte sostuvo que se trataba en realidad de un intento de asesinato en el que estaría posiblemente implicado el propio León.[10]

León terminó la compilación de la Basilika, la traducción griega y puesta al día del código jurídico creado por Justiniano I, que se había iniciado durante el reinado de Basilio. Fue el último Emperador que ostentó el cargo de Cónsul, un vestigio de uno de los gobernantes colegiados de la antigua República Romana.

León no logró tantos éxitos en el campo de batalla como Basilio, quien nunca había sido derrotado por los búlgaros, mientras que en 894 estos vencieron al ejército de León.[11]​ En 895 tuvo más éxito, tras aliarse por primera vez con los magiares, aunque en 896, sin el apoyo magiar, los bizantinos volvieron a ser derrotados.[12]

En 907 Constantinopla sufrió un ataque de los Rus de Kiev, que intentaban conseguir derechos comerciales más ventajosos con el Imperio. León les pagó para lograr la paz, pero atacaron de nuevo en 911, y finalmente hubo que firmar un tratado comercial.

León dio lugar a un cierto escándalo a causa de sus numerosos matrimonios. Su primera mujer (Teófano), a la que Basilio obligó a casarse con él, murió en 897, y León volvió a casarse con Zoe Zautzina, hija de su consejero Zautzes, aunque esta murió también, en 899. Después de este matrimonio, León creó el título de basileopator («padre del emperador») para su padre político. Tras la muerte de Zoe, un tercer matrimonio resultaba técnicamente ilegal, pero León volvió a casarse, aunque su esposa murió en 901. En lugar de casarse por cuarta vez, lo que (desde el punto de vista del patriarca Nicolás el Místico) habría sido un pecado aun mayor que el tercer matrimonio, León decidió tener como amante a Zoe Karvounopsina. Solamente se le permitió casarse con ella cuando esta dio a luz un hijo suyo en 904, aunque con muchas limitaciones, como la imposibilidad de legitimar a su esposa como emperatriz.


Moneda de León VI