Legión Cóndor


La Legión Cóndor (en alemán: Legion Condor)[1]​ fue el nombre dado a la fuerza de intervención mayoritariamente aérea que el III Reich envió en ayuda de las fuerzas del dictador Franco para luchar en la guerra civil española. Adolf Hitler, canciller alemán, a sugerencia del jefe de la Luftwaffe, Hermann Göring, y con la intención de probar el arma aérea alemana en una guerra convencional, ofreció a Franco de forma secreta apoyo aéreo para su ejército terrestre. Esta ayuda consistió en apoyo logístico, transporte de tropas, suministros, carros de combate (sobre todo Panzer I) y artillería, creándose la primera escuela de carros de combate, bajo el mando del coronel del ejército alemán Wilhelm von Thoma, en el Castillo de las Arguijuelas de Arriba en las cercanías de la ciudad de Cáceres.

La intervención alemana en la Guerra Civil permitió a Hitler mejorar la calidad de sus aparatos y reparar los defectos de su arma aérea, preparándola para la ofensiva mundial que estaba planeando. Un ataque normal podía consistir en un vuelo previo de toma fotográfica. A continuación los bombarderos (unos 80 Junkers y Heinkel alemanes en 1936) eran custodiados por cazas italianos y más aviones de captura fotográfica. La precisión de sus bombas era sorprendente y revela un estudio detallado de los objetivos. Con el tiempo, se demostró como una de las piezas elementales en la victoria de Franco.


Cruz de España categoría oro de la Legión Cóndor.
Cadetes españoles del bando sublevado recibiendo instrucción por un oficial alemán de la Legión Cóndor.
Medalla otorgada a los miembros de las compañías Panzer de la Legión Cóndor.
Heinkel He 51 pilotado por Adolf Galland, perteneciente al Jagdgruppe 88.
Bf 109 C-1, perteneciente al Jagdgruppe 88.
Bf 109 de la Legión Cóndor.
Junkers Ju 87A de la Legión Cóndor.
Ruinas de Guernica después del bombardeo.
Monumento situado en el Cementerio de la Almudena de Madrid en recuerdo a los alemanes de la Legión Cóndor muertos durante la guerra civil española.