Lenguas altogermánicas


Las lenguas altogermánicas (en alemán, hochdeutsche Mundarten/Dialekte) comprenden un conjunto de lenguas y variedades lingüísticas cercanamente emparentadas con el alemán estándar habladas históricamente en el sur de Alemania, Austria, Suiza, Luxemburgo, Liechtenstein, Bélgica, norte de Italia y noreste de Francia, además de numerosos enclaves en Dinamarca, Polonia, Rumanía y Rusia. Más recientemente como lenguas de inmigrantes en los Estados Unidos, Brasil, Argentina, Chile y Namibia. El yidis o judeoalemán es también una lengua altogermánica.

Técnicamente, el término "alto" en alto alemán es una denominación geográfica para el grupo de variedades lingüísticas de las tierras altas de Europa central. El alemán estándar, también llamado Hochdeutsch 'alto alemán', es de hecho una variedad altogermánica, concretamente una variedad basada principalmente en el alto alemán central. En este artículo se usará la denominación de lenguas altogermánicas para referirse colectivamente a todas esas variedades. El yidis y el luxemburgués son otras formas estandarizadas de altogermánico. Las tierras altas y regiones montañosas donde se hablan las variedades altogermánicas comprenden el centro y sur de Alemania, así como Luxemburgo, Austria, Liechtenstein y la mayor parte de Suiza. Esa área contrasta con las tierras bajas a lo largo de las costas septentrionales donde se hablan lenguas bajogermánicas.

Las lenguas altogermánicas comprenden todas aquellas variedades lingüísticas de germánico occidental afectadas en mayor o menor medida por la segunda mutación consonántica del germánico. Las variedades más intensamente afectadas por dichos cambios fonéticos son las situadas más al sur. Las lenguas altogermánicas se dividen usualmente en dos grandes grupos:

Las variedades colectivamente conocidas como alto franconio son variedades de transición entre los dos grupos anteriores.

Sigue siendo una cuestión debatida si el franconio oriental y el franconio meridional deben ser considerados como parte del alemán alto o del alemán central, ya que estas variedades tienen rasgos propios del alto alemán del norte (alemán central) y del alto alemán del sur, habiendo sido descritos con frecuencia como variedades de transición entre ambos grupos dialectales.

Las variantes de lenguas altogermánicas habladas en el centro y sur de Alemania y Austria forman la base del alemán estándar.[1]​ Otras formas históricamente importantes de altogermánico fueron el alto alemán antiguo y el alto alemán medio. La documentación sobre el lombardo (langobardo) es escasa pero es frecuente clasificarlo como una lengua altogermánica.


Variedades de alto alemán central:     1: Fráncico ripuario      2: Fráncico moselano      3: Luxemburgués      4: Dialecto de Hesse      5: Alemán del Palatinado      6: Fráncico de Lorena      7: Turingio      8: Alto sajón      9: Alemán de los Montes Metálicos      10: Dialecto de Lusacia      11: Berlinés-brandeburgués
Variedades de alto alemán superior:     1: Franconio oriental      2: Franconio meridional      3: Alemán suabo      4: Bajo alemánico y alsaciano      5: Alto alemánico y alemánico superior      6: Austro-bávaro septentrional      7: Austro-bávaro central      8: Austro-bávaro meridional