Liga Continental de Hockey


La Liga Continental de Hockey (en ruso: Континентальная хоккейная лига, Kontinentalnaia hokkeinaia liga, КХЛ, KHL) es un campeonato profesional de hockey sobre hielo, conformado por equipos de Rusia, Bielorrusia, Kazajistán y China. A la KHL se le considera la sucesora de los anteriores campeonatos rusos de hockey como la Superliga de Rusia (disputada entre 1999 y 2008), la Liga Internacional de Hockey (entre 1992 y 1996) y el prestigioso Campeonato Soviético de Hockey de la entonces Unión Soviética (entre 1946 y 1992). En los años siguientes a la conformación del torneo ruso se fueron sumando equipos de países cercanos, atraídos por el alto nivel de competencia que ofrece la liga y la calidad de sus jugadores. Es considerada de lejos la liga más fuerte de Europa y la segunda a nivel mundial tras la NHL de América del Norte.[2][3]

La Copa Gagarin es el trofeo se otorga anualmente al campeón de la liga tras superar las fases regular y de play-offs, finalizando así cada temporada. El título de Campeón de Rusia se otorga al equipo ruso mejor clasificado.[4]​ El número de participantes en las temporadas de la KHL ha variado y se puede ampliar en posteriores temporadas, posterior al cumplimiento de ciertos requisitos exigidos por la KHL.

Los jugadores de la KHL son en su gran mayoría de Rusia; no obstante, hay gran diversidad de jugadores de otras nacionalidades como Finlandia, Kazajistán, Letonia y Bielorrusia, compitiendo con los equipos de estos países que participan del torneo aunque Finlandia, al ser potencia de este deporte, también tiene jugadores en equipos rusos. También se destacan jugadores de Suecia, República Checa, Eslovaquia, Estados Unidos y Canadá, de los dos últimos una buena parte provienen de la NHL.

El campeonato KHL se formó el año 2008 con la intención de sustituir al anterior campeonato, la Superliga de Rusia. La nueva liga contó en su primera temporada, la 2008-09, con los 20 equipos que formaron la Superliga, sumados al Jímik Voskresensk. Además otros tres equipos extranjeros se apuntaron para participar: el Dinamo Minsk de Bielorrusia, el Dinamo Riga de Letonia, y el Barys Astana de Kazajistán.

La intención del campeonato es subir el nivel del hockey europeo en general y el ruso en particular, intentando mejorar una liga considerada como la segunda mejor después de la NHL,[5]​ e incluso competir directamente con los norteamericanos. Para ello, los equipos han realizado fuertes inversiones en jugadores de la National Hockey League, lo cual motivó una disputa entre las dos ligas que se solucionó con la firma de acuerdos sobre fichajes y drafts.

Aunque la KHL formalizó invitaciones a equipos como el Frölunda HC y Färjestads BK de Suecia, el Oulun Kärpät de Finlandia, el Sokil Kiev de Ucrania y el EC Red Bull Salzburgo de Austria entre otros, el campeonato se focalizó en el territorio de la antigua Unión Soviética.