Mégara


Mégara (en griego, Μέγαρα) es una ciudad de la periferia de Ática, Grecia, situada en la costa del golfo de Egina, enfrente de la isla de Salamina. Esta isla perteneció a Mégara en épocas pasadas, antes de ser conquistada por Atenas. En 2011, el municipio de Mégara tenía una población de 36 924 habitantes, la unidad municipal tenía 28 591 y la ciudad tenía 23 456.[1]

En la Antigüedad, Mégara estaba en una llanura entre las montañas Gerania y Kerata, al pie de dos acrópolis, una denominada Caria (Καρία)[2]​ y la otra Alcátoo (Ἀλκαθόη).[3]​ No muy lejos tenía el puerto, llamado Nisea, puerto al que estaba conectado por las murallas.

Durante los siglos VIII y VII a. C. vivió un periodo de gran esplendor comercial y cultural, llegando incluso a fundar colonias importantes en Sicilia y en Oriente.[4]

En el siglo V a. C. rivalizó con Atenas y Corinto. En la guerra del Peloponeso (431 a. C.-404 a. C.), Mégara era un aliado de Esparta, pero tras la guerra comenzó a decaer.

Según una leyenda la fundó Car, hijo de Foroneo; doce generaciones después llegó allí desde Egipto, Lélege, héroe epónimo de los léleges, al que sucedió su hijo Clesón, y sucesivamente Pilas, y Escirón, que se casó con la hija de Pandión, rey de Atenas. Niso, hijo de Pandión, disputó a Escirón la posesión de Megara, y el árbitro, Éaco, la asignó a Atenas. Niso fue sucedido por Megareo, hijo de Poseidón, que se casó con Ifínoe, hija de Niso y Abrota; Megareo fue sucedido por su hijo Alcátoo.[5]

Otra leyenda dice que el rey Pandión, expulsado de Atenas, fue a Mégara y se casó con la hija de Pilas, al que después sucedió. En el reparto del reino entre sus hijos, Mégara quedó en manos del más joven, Niso, y se llamó Nisea (Νίσα). Cuando Minos atacó a Niso, Megareo, hijo de Poseidón, vino desde Beocia para ayudarle, y fue enterrado en la ciudad; Niso fue derrotado y Minos ocupó la ciudad y demolió las murallas que fueron restauradas por Alcátoo, hijo de Pélope, que vino de Élide, con ayuda de Apolo.[6]​ Hiperión, hijo de Agamenón, fue el último rey de Mégara y a su muerte se estableció la república y la democracia.[7]


Restos de la fuente de Teágenes.