Mar de Bering


El mar de Bering (en inglés: Bering Sea; en ruso: Берингово море) es una parte del océano Pacífico que cubre una extensión de dos millones de kilómetros cuadrados.[1][2]​ Limita al norte y al este con Alaska, al oeste con Siberia en Rusia, y al sur con la península de Alaska y las islas Aleutianas. El mar recibe su nombre por su descubridor, el navegante danés Vitus Bering,[3]​ al servicio de Rusia.

Durante la última glaciación, el nivel del mar fue lo suficientemente bajo como para permitir a personas y animales migrar de Asia a América del Norte a pie, a través de donde actualmente se sitúa el estrecho de Bering, localizado en la zona norte del mar. Esto recibe comúnmente el nombre de «puente de Beringia» y se cree que fue el primer punto de entrada de personas hacia el continente americano.

Con un clima muy frío y gran oleaje, la navegación es complicada; además el norte del mar se hiela durante el invierno. El mar es rico en recursos pesqueros, principalmente el cangrejo real.

El mar de Bering contiene 16 cañones submarinos incluyendo el cañón submarino más grande del mundo, el Cañón Zhemchug.

La mayoría de los científicos piensan que durante el último período glacial, la edad de hielo más reciente, el nivel del mar era lo suficientemente bajo como para permitir que los humanos emigraran al este a pie desde Asia a América del Norte a través de lo que ahora es el Estrecho de Bering. Otros animales, incluyendo la megafauna, migraron en ambas direcciones. Esto se conoce comúnmente como el «puente de Beringia» y es aceptado por la mayoría de los científicos como el primer punto de entrada de los seres humanos en las Américas.

Hay una pequeña porción de la placa de Kula en el mar de Bering. La placa Kula es una antigua placa tectónica en subducción bajo Alaska.[7]


Mapa del Mar de Bering donde se ve los cañones submarinos mayores que cortan el borde.