Marxismo-leninismo


El marxismo-leninismo es una ideología política y el principal movimiento comunista a lo largo del siglo XX.[1]​ El marxismo-leninismo fue el nombre formal de la ideología estatal oficial adoptada por la Unión Soviética (URSS),[2]​ sus estados satélites en el Bloque del Este y varios países socialistas científicos autodeclarados en el Movimiento de Países No Alineados y el Tercer Mundo durante la Guerra Fría[3]​ así como la Internacional Comunista después de la bolchevización.[4]​ Hoy en día, el marxismo-leninismo es la ideología de varios partidos comunistas y sigue siendo la ideología oficial de los partidos gobernantes de China, Cuba, Laos y Vietnam como repúblicas socialistas unitarias de partido único[5]​ y de Nepal en una democracia popular multipartidista,[6]​ si bien Corea del Norte también es una república socialista unitaria de partido único[7][8]​ esta ya no se define como una república marxista-leninista en sí, sino como una república juche, definida como una adaptación del marxismo-leninismo a las características particulares del país.[9][10]​ Generalmente, los marxistas-leninistas apoyan el internacionalismo proletario, la democracia socialista y se oponen al anarquismo, el fascismo, el imperialismo y la democracia liberal. El marxismo-leninismo sostiene que se necesita una revolución comunista en dos etapas para reemplazar al capitalismo. Un partido de vanguardia, organizado jerárquicamente a través del centralismo democrático, tomaría el poder "en nombre del proletariado" y establecería un estado socialista dirigido por un partido comunista, que afirma representar la dictadura del proletariado. El estado controlaría la economía y los medios de producción, reprimiría a la burguesía, la contrarrevolución y la oposición, promovería el colectivismo en la sociedad y allanaría el camino para una eventual sociedad comunista, sin clases y sin estado.[5][11][12][13][14][15]​ Como resultado, los académicos occidentales se han referido comúnmente a los estados marxista-leninistas como estados comunistas.[16][17][18][19]


Bandera del marxismo-leninismo
Mapa de estados socialistas marxista-leninistas actuales y anteriores     Actuales      Antiguos
Leon Trotsky exhorta a los soldados del Ejército Rojo en la Guerra Polaco-Soviética
Mao Zedong con Anna Louise Strong, la periodista estadounidense que informó y explicó la Revolución Comunista China a Occidente
Enver Hoxha, quien dirigió la división chino-albanesa en la década de 1970 y cuyos seguidores anti-revisionistas llevaron al desarrollo del hoxhaísmo.
Vladimir Lenin, quien dirigió la facción bolchevique dentro del Partido Obrero Socialdemócrata Ruso
El zar Nicolás II dirigiéndose a las dos cámaras de la Duma en el Palacio de Invierno después de la fallida Revolución Rusa de 1905 que exilió a Lenin de la Rusia Imperial a Suiza.
Rosa Luxemburg, una marxista polaca que apoyó el derrotismo revolucionario de Lenin
Del 4 al 15 de enero de 1919, el levantamiento espartaquista en la República de Weimar presentó una guerra urbana entre el Partido Comunista de Alemania (KPD) y los anticomunistas, con la ayuda secreta del gobierno imperial alemán liderado por el Partido Socialdemócrata de Alemania (SPD).
Béla Kun, líder de la República Soviética de Hungría, habla a sus partidarios durante la Revolución Húngara de 1919
A su muerte el 21 de enero de 1924, el testamento político de Lenin ordenó la destitución de Stalin como secretario general debido a su personalidad abusiva.
Una complejo metalúrgico de 1929 en Magnitogorsk demuestra la rápida industrialización de la Unión Soviética en las décadas de 1920 y 1930.
Un líder de cuadro del Partido Comunista de China se dirige a los sobrevivientes de la Larga Marcha de 1934-1935
Winston Churchill, Franklin D. Roosevelt y Stalin establecieron el orden mundial de posguerra con esferas de influencia geopolítica bajo su hegemonía en la Conferencia de Yalta.
El rechazo de Josip Broz Tito en 1948 de la hegemonía soviética sobre la República Federativa Socialista de Yugoslavia provocó que Stalin expulsara al líder yugoslavo y a Yugoslavia del Bloque del Este.
La Revolución Comunista China (1946-1949) concluyó cuando Mao Zedong declaró el establecimiento de la República Popular China el 1 de octubre de 1949
La división chino-soviética facilitó el acercamiento ruso y chino con los Estados Unidos y expandió la geopolítica Este-Oeste en una Guerra Fría tripolar que permitió al primer ministro Nikita Khrushchev reunirse con el presidente John F. Kennedy en junio de 1961.
Che Guevara y Fidel Castro (líder de la República de Cuba desde 1959 hasta 2008) llevaron a la Revolución Cubana a la victoria en 1959
Guerrillas del Viet Cong durante la Guerra de Vietnam
En el apartheid de Sudáfrica, un letrero trilingüe en inglés, afrikáans y zulú impone la segregación racista de una playa de Natal como exclusivamente "para el uso exclusivo de miembros del grupo de raza blanca". El Partido Nacionalista Afrikáner citó el anticomunismo como una razón para la opresión de las poblaciones negras y de color de Sudáfrica.
El secretario general soviético Mikhail Gorbachev, quien trató de poner fin a la Guerra Fría entre el Pacto de Varsovia liderado por los soviéticos y la OTAN liderada por Estados Unidos y otros sus otros aliados occidentales, en una reunión con el presidente Ronald Reagan.
La caída del Muro de Berlín en 1989
Propaganda soviética de 1993 que anima a los campesinos y agricultores a fortalecer la disciplina de trabajo en las granjas colectivas en la República Socialista Soviética de Azerbaiyán.
Una propaganda bolchevique pro-educación de 1920 que dice lo siguiente: "Para tener más, es necesario producir más. Para producir más, es necesario saber más".
Al establecer el ateísmo estatal en la Unión Soviética, Stalin ordenó en 1931 la demolición de la Catedral de Cristo Salvador en Moscú.