Mercado de trabajo


Se denomina mercado de trabajo o mercado laboral al conjunto de relaciones entre empleadores (demandante es quien ofrece empleo) y personas que buscan trabajo remunerado oferentes. El mercado de trabajo tiene particularidades que lo diferencian de otros tipos de mercados (financiero, inmobiliario, de materias, etcétera), principalmente en la cobertura de los derechos laborales y la necesidad de garantizarlos sistemáticamente.

El mercado de trabajo es el entorno económico en el cual concurren la oferta —el número de horas que quiere trabajar la población en actividades remuneradas— y la demanda —constituida por las oportunidades de empleo. Aunque intuitivamente el término "oferta de trabajo" puede llevar a equívoco: debemos entender el mismo como la "oferta de trabajadores" u "oferta de la fuerza de trabajo". En este mercado, el oferente es aquel que busca trabajar y para ello "se ofrece". El demandante es el que busca trabajadores. Del grado de equilibrio entre estas dos variables se derivan una serie de consecuencias que determinarán las características del mercado en ese momento y su posible evolución. El estudio del mercado laboral es el instrumento que contribuirá al conocimiento de dichas consecuencias.

Para los clásicos, un aumento del salario w conduce a un mayor número de personas que solicitan trabajo. La oferta laboral aumentará y la demanda de .

La cantidad de personas empleadas determinan un nivel productivo y a través de la función de producción.

Si aumenta la cantidad producida y, también lo hará el nivel de empleo n, pero este aumento será decreciente al existir siempre algún factor fijo como la tierra.

El empresario clásico contrata personal hasta el nivel en el que su productividad marginal (la cantidad de aumento de producto atribuible al nuevo trabajador) iguala el salario percibido por el mismo.


Mesa de discusión sobre el mercado de trabajo en Barcelona