Meridiano


Los meridianos son las semicircunferencias máximas imaginarias del globo terrestre que pasan por los polos norte y sur.[1]​ Por extensión, son también las semicircunferencias máximas que pasan por los polos de cualquier esfera o esferoide de referencia. Son líneas imaginarias cuya utilidad principal es poder determinar la posición (Longitud) de cualquier lugar de la Tierra respecto a un meridiano de referencia o meridiano 0, añadiendo la Latitud, determinada por el paralelo que pasa por ese punto.[2]

También sirven para calcular el huso horario.[3]​ Todos los observadores situados sobre el mismo meridiano ven al mismo tiempo, en la mitad iluminada de la Tierra, el pasar del Sol por lo más alto de su curso, es decir, el mediodía.[4]

En la cartografía, el meridiano 0 de referencia es el que pasa por el observatorio de Greenwich.[5]​ En astronomía, el meridiano de referencia para las coordenadas ecuatoriales es el que pasa por el punto de Aries, mientras que el de referencia para las coordenadas horarias es el que pasa por el cenit y el nadir del lugar.

La posición de un punto a lo largo del meridiano está dada por esa longitud y su latitud, medida en grados angulares al norte o al sur del ecuador. Cada meridiano es perpendicular a todos los círculos de latitud. Los meridianos son la mitad de un gran círculo en la superficie de la Tierra. La longitud de un meridiano en un modelo elipsoide moderno de la tierra (WGS 84) se ha estimado en 20 003,93 km (12 429,9 millas).[6]

Eratóstenes estableció el primer meridiano principal en el año 200 a. C. Este meridiano principal se usaba para medir la tierra, pero presentaba muchos problemas debido a la falta de medición de la latitud.[7]​ Muchos años después, alrededor del siglo XIX, todavía existían preocupaciones sobre el meridiano principal. Múltiples ubicaciones para el meridiano geográfico significaban que había inconsistencia, porque cada país tenía sus propias pautas sobre dónde se ubicaba el meridiano principal.

El término meridiano proviene del latín meridies, que significa "mediodía"; el punto subsolar pasa por un meridiano dado al mediodía solar, a mitad de camino entre las horas de salida y puesta del sol en ese meridiano.[8]​ Asimismo, el Sol cruza el meridiano celeste al mismo tiempo. La misma raíz latina da lugar a los términos a. m. (ante meridien) y p. m. (post meridien) que se utilizan para eliminar la ambigüedad de las horas del día cuando se utiliza el reloj de 12 horas.


Convergencia de dos meridianos.
Los meridianos van desde el polo norte al sur
2. Meridiano origen de referencia