Metro de Roma


El Metro de Roma (en italiano: Metropolitana di Roma) operado por ATAC se compone de tres líneas de metro propiamente dicho (A, B, B1 y C) de una longitud total de 60,0 km, además de otras dos líneas suburbanas y de una línea de metro ligero.

El primer metro de Roma fue proyectado e iniciado en los años 1930 durante el gobierno fascista, con el objetivo de ofrecer una conexión rápida de la estación de Termini, situada en el centro de la ciudad, con el nuevo distrito denominado E42, donde debía haberse celebrado la Exposición Universal de 1942. Sin embargo, este acontecimiento no tuvo lugar finalmente debido al ingreso de Italia en la II guerra mundial en 1940. En el momento de la interrupción de los trabajos ya se habían realizado algunos túneles (en el tramo de Termini a Piramide) que se utilizaron como refugio antiaéreo.

Las tareas de construcción se reanudaron en 1948, a la vez que el avance de los trabajos en la zona donde iba a celebrarse la exposición, que cambió parcialmente su fisonomía, finalidad (convirtiéndose en un barrio administrativo) y nombre (EUR). La línea se inauguró el 10 de febrero de 1955.

Durante mucho tiempo se trató de construir en Roma una red metropolitana según los modelos de Londres y París, pero debido a numerosos motivos (burocracia, discusiones sobre trazados, continuas revisiones de planes reguladores...) su desarrollo se retardó notablemente.

Fue en 1959 cuando se aprobó la construcción de una segunda línea de metro, desde la zona de Osteria del Curato (más conocida como Anagnina) para acabar en el barrio de Prati, cruzando el centro de Roma y teniendo correspondencia con la línea preexistente en la Estación de Termini.

Los trabajos se iniciaron en 1964 en la zona de la Tuscolana, y se complicaron por una serie de retardos e imprevistos, debidos principalmente a una escasa organización. Inicialmente se había previsto una técnica de excavación a cielo abierto, lo que provocó grandes problemas de tráfico en la zona del sudeste de Roma. Las tareas se interrumpieron y se reanudaron 5 años más tarde mediante el uso de una tuneladora. Este método, aunque resolvió parcialmente el problema de tráfico, provocó numerosos daños en edificios debido a las fuertes vibraciones ocasionadas durante la excavación.


Estación de la línea B1 de Metro de Roma
Red metropolitana y ferroviaria urbana y suburbana
Planes de expansión de la red a 2020.