Metro de San Petersburgo


El Metro de San Petersburgo (en ruso, Петербу́ргский метрополите́н, Peterbúrgskiy metropolitén) es el sistema de metro que da servicio a la ciudad de San Petersburgo, Rusia. Se extiende a lo largo de 124 km de largo y cuenta con 72 estaciones repartidas en las cinco líneas que componen la red. Es el 19.º sistema de metro más transitado del mundo, con 763,1 millones de pasajeros anuales.[1]

Al igual que en Moscú, las estaciones más antiguas están elegantemente decoradas, mientras que las más recientes muestran un diseño más actual y funcional. El horario del metro es de las 18.00 a las 01.00, y la frecuencia de paso de los trenes es de 95 segundos, en hora punta, y de 4 minutos el resto del día.[cita requerida]

San Petersburgo fue la capital del Imperio ruso hasta la Revolución Rusa de 1917, cuando el poder del nuevo Estado soviético se trasladó a Moscú. En 1914, la ciudad cambió su nombre del alemán San Petersburgo a Petrogrado, pero después de la muerte de Lenin en 1924 la ciudad pasó a llamarse Leningrado. Justo antes del final del período soviético, en 1991, los habitantes de la ciudad decidieron renombrar a la ciudad con su nombre original San Petersburgo. Hoy la gran urbe cuenta con 4,7 millones de habitantes.

Debido a las dificultades geológicas, durante la construcción del metro (que transcurre bajo varios ríos situados en el interior de la ciudad y la cercanía al golfo de Finlandia), se produjo el derrumbe del túnel entre Plóschad Múzhestva y Lesnaya. Algunas estaciones poseen puertas de andén, que separan la plataforma de pasajeros del piso de vías por donde transcurren los trenes del metro, estas puertas se abren simultáneamente con las puertas del tren que llega a la estación. Después de la primera línea de metro que se construyó en Moscú, los planes de San Petersburgo se llevaron a cabo siguiendo el modelo de la capital, inaugurándose la primera línea de metro en 1955.

El 3 de abril de 2017 se produjo una explosión en un vagón del metro entre las estaciones de Sennaya Plóshad y Tejnologícheski Institut, en la línea 2 Moskovsko-Petrográdskaya, que provocó la muerte de diez personas y dejó 40 heridos. La explosión se produjo por un artefacto relleno de metralla escondido en el vagón, por lo que la principal sospecha fue la de un atentado terrorista.[2]​ El presidente ruso Vladímir Putin confirmó estar considerando "todas las causas, incluida la de terrorismo". Las cámaras de vigilancia del metro de San Petersburgo captaron al supuesto terrorista portando los explosivos en un maletín.[3][4]


Proyecto del ingeniero Pyotr Balinsky para un sistema de metro elevado en San Petersburgo (comienzos de siglo XX).
Interior de la estación de Ávtovo.
Estación Ploschad Muzhestva.