Minas Gerais


Minas Gerais (literalmente en español Minas Generales) es uno de los veintiséis estados que, junto con el distrito federal, forman la República Federativa de Brasil. Su capital es Belo Horizonte. Está ubicado en la región Sudeste del país, que tiene como límites; Bahía al norte, Espírito Santo al este, Río de Janeiro al sureste, São Paulo al sur, Mato Grosso del Sur al suroeste, Goiás al oeste, y al noroeste, en una estrecha franja, con el distrito federal. Con 586 522.1 km², es el cuarto estado más extenso —por detrás de Amazonas, Pará y Mato Grosso— y con 21 411 923 habs. en 2021, el segundo más poblado, por detrás de São Pablo. El estado, que tiene el 10,1% de la población brasileña, es responsable del 8,7% del PIB brasileño.

Su territorio está dividido en 853 municipios, la mayor cantidad entre los estados brasileños. La topografía del estado es bastante accidentada, y algunos de los picos más altos del país se encuentran en su territorio. En Minas (como mayormente es conocido este estado) también se encuentran las fuentes de algunos de los principales ríos de Brasil, lo que lo sitúa en una posición estratégica en cuanto a los recursos hídricos nacionales. Tiene un clima tropical que varía de frío y húmedo al sur, a semiárido al norte. Todos estos factores combinados favorecen la existencia de una rica fauna y flora distribuida por los biomas que cubren al estado, especialmente el de la ecorregión del Cerrado, y el de la mata atlántica, en peligro de extinción

Los indígenas ya habitaban el territorio de Minas antes de la llegada de los portugueses. No obstante, tras el descubrimiento de la existencia de oro, se produjo una gran migración al estado. La extracción del metal trajo riqueza y progreso a la por entonces provincia, lo que ayudó a su desarrollo económico y cultural. Pero el oro pronto se hizo escaso, provocando la emigración de gran parte de la población. Finalmente una nueva época, la del café, volvió a darle prestigio al estado a nivel nacional, y fue lo que, en última instancia, condujo al proceso de una industrialización relativamente tardía. Minas actualmente tiene el tercer mayor producto interno de Brasil, del cual gran parte es todavía el resultado de actividades mineras. Este desarrollo también se debe a su notable infraestructura, a la gran cantidad de centrales hidroeléctricas, y a la mayor red de carreteras del país.

Por su belleza natural y su patrimonio histórico, Minas es un importante destino turístico brasileño. Sus habitantes tienen una cultura peculiar, marcada por manifestaciones religiosas tradicionales, y por una cocina típica del interior.[1]​ Deben resaltarse, además, la importancia de su producción artística contemporánea, y su destacada presencia en el escenario deportivo.


Sierra de la Mantiqueira.
Frijoles en Paracatu
Fresa en Estiva
Extracción de leche en Ouro Preto
Mina de hierro en Itabira
Topacio imperial de Minas Gerais
Sede de Usiminas en Belo Horizonte
Extracción de niobio en Araxá
Aguamarina de Minas Gerais