Misión de la Unión Africana en Somalia


La Misión de la Unión Africana en Somalia (conocida por sus siglas en inglés como AMISOM) es una misión de mantenimiento de la paz regional operada por la Unión Africana con la aprobación de las Naciones Unidas en Somalia. Su misión consiste en apoyar al nuevo gobierno somalí, poner en práctica un plan de seguridad nacional, capacitar a las fuerzas de seguridad somalíes y crear un entorno seguro para la entrega de ayuda humanitaria. Como parte de sus funciones, la AMISOM por tanto, apoya militarmente a las fuerzas armadas de Somalia en su lucha contra Al-Shabaab. Otras milicias y movimientos locales pelean mancomunadamente con la AMISOM y el Gobierno de Somalia, los mismos son el Movimiento Raskamboni y la milicia Ahlu Sunna Waljama'a.[3]

La AMISOM fue creada por la Unión Africana y el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 19 de enero de 2007 con un mandato inicial de seis meses.[4]​ El 21 de febrero de 2007 el Consejo de Seguridad aprobó el mandato de la Misión. Posteriormente se renovó el mandato por seis meses más.[5][6][7]

El mandato de la AMISOM se extendió por otros seis meses en agosto de 2008 por la Resolución 1831 de la ONU. Cada vez que se sometió a revisión el mandato de esta misión en Somalia fue renovado. Será revisado de nuevo el 16 de enero de 2013.[8][9]

La Misión de la Unión Africana en Somalia sustituyó a la Misión de la IGAD de Apoyo para la Paz en Somalia (IGASOM). La IGASOM fue impulsada por la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo en calidad de misión de entrenamiento en Somalia, había sido aprobada por la Unión Africana el 14 de septiembre de 2006. La IGASOM también fue aprobada por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas el 6 de diciembre de 2006.[10]

La IGASOM originalmente había sido propuesta para ser aplicada inmediatamente en marzo de 2005 con el objetivo de brindar fuerzas de mantenimiento de la paz.[11]

En ese momento, la Unión de Cortes Islámicas (UCI) aún no había tomado el control de Mogadiscio y la mayoría de las esperanzas de unidad nacional recaían en el Gobierno Federal de Transición (GFT), que se organizó en Nairobi, Kenia, en 2004, y pretendían establecerse en Baidoa, región de Bay, Somalia.