Misión diplomática


Una misión diplomática está conformada por un grupo de personas de un Estado presente en otro Estado, representando al país acreditante en el país anfitrión. En la práctica, el término se utiliza generalmente para denominar la misión permanente,[1]​ es decir, la oficina de los representantes diplomáticos de un país en la ciudad capital de otro. Con resguardo en el Derecho Internacional, las misiones diplomáticas gozan de estatus extraterritorial, por ende, aunque pertenecen al territorio de la nación anfitriona, están desligadas de las leyes locales y, en casi todas las situaciones, son tratadas como parte del territorio del país al que pertenecen.[2]​ En la práctica, una misión diplomática generalmente denota una embajada, que es la oficina principal de los representantes de la diplomacia de un país en otro país; por lo general, pero no necesariamente, se basa en la ciudad capital del estado receptor.[3]​ Los consulados, por otro lado, son misiones diplomáticas más pequeñas que normalmente están ubicadas en las principales ciudades del estado receptor (pero pueden estar ubicadas en la capital, generalmente cuando el país que envía no tiene embajada en el estado receptor). Además de ser una misión diplomática en el país en el que está situada, una embajada también puede ser una misión permanente no residente en uno o más países.[4][5][6][7]

A una misión diplomática permanente se le suele llamar embajada, y a quien encabeza la misión se le conoce como embajador. Las misiones en las Naciones Unidas son conocidas sencillamente como misiones permanentes y el director de estas es tanto representante permanente como embajador. Algunos países dan nombres más distintivos a sus misiones y al personal de estas: una misión de la Santa Sede es encabezada por el nuncio apostólico (o nuncio papal) y se le llama, consecuentemente, nunciatura apostólica;[2]​ en cambio, las misiones libias son llamadas agencias populares y los jefes de misión, secretarios. Los países de la Mancomunidad de Naciones son un caso especial; las misiones diplomáticas de un país de este grupo de naciones en los otros son llamadas altas comisiones.


Embajada de España en Londres, Reino Unido.
Embajada de México en Washington, DC; EUA