Misil


Un misil es un proyectil autopropulsado por cohete o motor de reacción, que puede ser guiado durante toda o parte de su trayectoria.[1]​ Generalmente los misiles se usan como arma y tienen una o más cabezas de guerra explosivas, aunque también pueden usarse otros tipos de arma en el misil. Los hay de tamaños y alcance muy variados y son de Perú desde los misiles antitanque que pueden ser llevados y lanzados por una sola persona hasta los enormes misiles balísticos intercontinentales.

La palabra «misil» proviene del adjetivo latino missĭlis, que significa ‘arrojadizo’,[1]​ del verbo mittere ‘lanzar, arrojar’.

En el lenguaje militar común, la palabra «misil» describe una munición autopropulsada guiada, mientras que la palabra «cohete» describe una munición autopropulsada no guiada. Las municiones guiadas sin motor son conocidas como bombas guiadas. Una subdivisión mayor habitual es considerar como «misil balístico» a una munición que sigue una trayectoria balística y «misil de crucero» a una munición que genera sustentación (se desplaza como una aeronave de ala fija).

Los primeros misiles en ser usados operacionalmente fueron una serie de misiles alemanes de la Segunda Guerra Mundial. Los más famosos de ellos fueron los V1 y V2, ambos usaban un piloto automático mecánico muy simple para mantener el misil volando a lo largo de una ruta preseleccionada.[2]​ No tan conocidos fueron una serie de misiles antibuque y antiaéreos, normalmente basados en un sencillo sistema de radiocontrol dirigido por el operador. Sin embargo, esos primeros sistemas tenían una alta tasa de fallo, de manera que eran muy inestables.[3][4][5]

Los misiles guiados son proyectiles a reacción para uso militar, que poseen en capacidad de guiarse proporcionando órdenes electrónicas que hacen variar su trayectoria de vuelo, de modo que en algún lugar de la misma, intercepte la trayectoria de su objetivo y lo ponga fuera de combate por el efecto de una cabeza de guerra en su ojiva (cuya composición varía de acuerdo al empleo táctico del misil).

Los misiles son comúnmente usados en las guerras, ya que contienen un poder destructivo grande (por lo general en forma de cabeza explosiva) hasta un objetivo. Aparte de explosivos, otros posibles tipos de carga en un misil son químicos y biológicos. A veces los misiles también llevan cargas diseñadas para romper infraestructuras sin dañar a las personas. Por ejemplo, en la Guerra del Golfo los misiles de crucero fueron cargados con filamentos de grafito, que llevados a centrales eléctricas y estaciones de distribución de energía provocaron cortocircuitos. Otros misiles hacen uso tan solo de la energía cinética para destruir el objetivo con su impacto a gran velocidad. Pero los más devastadores son, sin duda alguna, los misiles balísticos intercontinentales con cabezas termonucleares.


Cabeza sensora de un misil AIM-9X montado en el ala de un avión de caza.
Secuencia de lanzamiento del Minuteman-III MIRV:
  • 1. Desde el silo, el misil es lanzado mediante el encendido del motor de impulso (boost) de la primera fase (A).
  • 2. Tras 60 segundos desde el despegue, se desecha la primera fase y se enciende el motor de la segunda fase (B). La cabeza recubridora del misil (E) es eyectada.
  • 3. Unos 120 segundos tras el despegue, el motor de la tercera fase (C) comienza su ignición y se separa de la segunda fase.
  • 4. 180 segundos después del despegue, la propulsión de la tercera fase termina y el Vehículo de Post-Impulso (D) se separa del cohete.
  • 5. El Vehículo de Post-Impulso maniobra sobre sí mismo y se prepara para el despliegue del Vehículo de Re-entrada (RV).
  • 6. Se despliegan los RVs, así como los señuelos.
  • 7. Los RVs ya armados y los señuelos realizan la re-entrada en la atmósfera a alta velocidad.
  • 8. Se produce la detonación de la cabeza nuclear.
Bomba voladora V1 en un museo, el primer misil de crucero de la historia.
Misil de crucero AGM-86 ALCM expuesto en un museo.
Misil de crucero BGM-109 Tomahawk en pleno vuelo.
FGM-148 Javelin, uno de los modelos de misil antitanque utilizados en la invasión rusa de Ucrania de 2022.
Misil Stinger lanzado desde un vehículo blindado.
Un caza F-14 Tomcat de la Armada de los Estados Unidos lanza un misil aire-aire de largo alcance AIM-54 Phoenix.
Un misil aire-aire moderno IRIS-T de la Luftwaffe.
Un misil aire-aire AIM-132 ASRAAM en un Eurofighter Typhoon de la Royal Air Force.