Mixcóatl


Mixcóatl (en náhuatl: Mixkoatl ‘serpiente de nubes’mixtli, nube; koatl, serpiente’), también llamado Taras en Michoacán y Camaxtle en Tlaxcala y Huexotzinco, es en la mitología mexica, el dios de las tempestades, de la guerra y de la cacería. Los mexicas creían que la Vía Láctea era una representación de este dios, aunque existe otra clase llamado Iztac-Mixcóatl un viejo dios celeste parecido a Ometéotl. También es un personaje legendario, padre de Ce Ácatl Topiltzin Quetzalcóatl y guía de un grupo de chichimecas que se asentó en Tula (en el actual Hidalgo) en el siglo X.

Es indudable que existen divergencias entre Xipetótec, Camaxtle, Mixcóatl y Tezcatlipoca Rojo entre las religiones mesoamericanas, si bien en la Cosmogonía Náhuatl,[2]​ la creación del universo, menciona que en un principio sólo existía un cielo, que llamaron el décimo tercero, en el cual vivían una pareja divina, Ometecuhtli y Omecíhuatl, que procrearon cuatro hijos, el primogénito fue Tlatlauhqui-tezcatlipoca (“Tezcatlipoca Rojo”), el cual fue adorado particularmente por los Tlaxcaltecas y Huejocincas bajo el nombre de Camaxtli[3]​ pero asimilado por los mexicas como Xipetótec,[4]​ "Nuestro Señor El Desollado"; el segundo hijo fue Yayauhqui-tezcatlipoca (“Tezcatlipoca Negro”); el tercero fue Iztauhqui-tezcatlipoca o (“Tezcatlipoca Blanco”) o Quetzalcóatl; el cuatro fue Omitéotl-Inaquizcóatl, Xoxoauhqui-tezcatlipoca (“Tezcatlipoca Azul”), asimilado por los mexicas como Huitzilopochtli.

Estos cuatro dioses, después de 600 años de inactividad, se reunieron y conferenciaron acerca de lo que debían ordenar y de las leyes que debían imponer a lo que creasen, y puestos de acuerdo, comisionaron a Quetzalcóatl y Huitzilopochtli, los responsables de crear al Medio Sol, que alumbraba poco por no ser entero; por otra parte, al transcurrir el 2 acatl, el numen Camaxtli o Camaxtle, "el señor desnudo",[5]​ el dios del fuego pero venerado como dios de la cacería, tomó por nombre de Mixcóatl,[3]​ "culebra de nubes" o "la tromba", identificado como Mixcóatl-Camaxtli,[6]​ por lo que, tras el diluvio, I tecpatl, subió al Octavo Cielo y creó cuatro hombres y una mujer para dar a comer al Sol; pero apenas creados cayeron al agua; por lo que Mixcóatl y Camaxtle (en náhuatl: Kamaxtleh ‘el que tiene bragas y calzado’kaktli, calzado; maxtlatl, braga; -eh, que tiene’), es la misma entre los Tlaxcaltecas y Huejocincas, mientras Xipetótec era honrado principalmente por aquellos que vivían a la orilla del mar, teniendo origen en Zapotlán, Jalisco,[7]​ atribuyéndole las enfermedades de las apostemas y de la sarna.


Mixcóatl en el Códice Borgia.[1]