Moody's


Moody's Corporation (NYSE: MCO) es la sociedad matriz de Moody's Investors Service, una agencia de calificación de riesgo estadounidense que realiza la investigación financiera internacional y el análisis de las entidades comerciales y gubernamentales. La empresa también califica la solvencia de los prestatarios mediante una escala de calificaciones estandarizadas. La compañía tiene una participación del 40 % en el mercado mundial de calificación crediticia, así como su principal rival, Standard & Poor's.[1]​ Es considerada una de las tres agencias de calificación de crédito más grandes, junto a Standard & Poor's y Fitch Ratings y, en 2013, acumulaban entre las tres una cuota de mercado del 95%.[2]

Moody's fue fundada en 1909 por John Moody. Los principales propietarios institucionales de Moody's incluyen la compañía de Warren Buffett Berkshire Hathaway, y Davis Selected Advisers.

Moody's fue fundada en 1909 por John Moody, después de haber quebrado en la rotura de bolsa de 1907 no haciendo frente a sus deudas. A partir de "Analyses of Railroad Investments", un libro sobre los valores de vías férreas, con calificaciones de letras para evaluar su riesgo.[1]​ Moody's Investors Service se incorporó el 1 la cobertura a los bonos municipales de EE.UU. En 1924, las calificaciones de Moody's cubrían casi el 100 por ciento del mercado de bonos de EE.UU.[3]

En la década de 1970, Moody's se expandió a la deuda comercial, y también comenzó la práctica, junto con otras agencias de calificación, de cobrar a los emisores de bonos por la calificación, así como a inversores.[3]

El número de países cubiertos por Moody's ha aumentado de 3 en 1975, a 33 en 1990 y a más de 100 en el año 2000.[4]​ Los anuncios de Moody's sobre posible o real rebaja de calificación de los bonos de un país puede tener un gran impacto político y económico, como por ejemplo en Canadá en 1995.[4]

Las agencias de calificación crediticia como Moody's han sido objeto de críticas en la estela de grandes pérdidas en el mercado de obligaciones de deuda colateralizadas (collateralized debt obligation o CDO) que se produjeron a pesar de serle asignadas la máxima calificación por las agencias.[5]