Náhuatl


El náhuatl (autoglotónimo: nawatlahtolli) o mexicano[3]​ es una macrolengua yutonahua que se habla en Norteamerica, principalmente México y Centroamérica. Existe, por lo menos, desde el siglo V, si bien, cuando se diferenciaron el yutonahua del sur y el proto-nahua (c. siglo III), comenzó a ser posible hablar náhuatl en sentido estricto. En la actualidad, el idioma mexicano es la lengua autóctona de México con mayor número de hablantes,[4]​ con cerca de tres millones, la mayoría bilingüe con el español o trilingüe con el inglés.

Con la expansión de la cultura coyotlatelca durante los siglos V y VI d.C. en Mesoamérica,[5]​ la lengua comenzó su rápida difusión por el Eje Neovolcánico y se extendió por la costa del Pacífico. Fue así como dio origen al pochuteco y a otra rama en la región geográfica de Veracruz que más tarde daría origen al náhuat de Centroamérica. Poco a poco, el náhuatl comenzó a imponerse a otras lenguas mesoamericanas hasta convertirse en lengua franca de buena parte de la zona; en una primera etapa se difundió en el área central de México gracias a los toltecas y los tepanecas; posteriormente, en una segunda etapa, que tuvo lugar a partir del siglo XV, esta lengua se expandió en todos los territorios dominados por el Imperio mexica.

Durante los siglos que precedieron a la conquista española y tlaxcalteca del Imperio mexica, los mexicas habían incorporado a sus dominios gran parte del centro de México. La influencia imperial convirtió a la variante del náhuatl que hablaban los habitantes de México-Tenochtitlan, capital del imperio, en lengua de prestigio en la región de Mesoamérica. Después de la llegada de los españoles a México, se sistematizó la gramática del náhuatl, que hasta entonces no tenía grafía latina. Los españoles escribieron muchas crónicas, gramáticas, obras poéticas y documentos administrativos en náhuatl durante los siglos XVI y XVII.[6]​ Esta temprana práctica escrita, generalmente basada en la variante de Tenochtitlan, ha sido denominada náhuatl clásico y es una de las lenguas más documentadas y estudiadas de América. Debido a la popularidad y prestigio del idioma y,[7]​ en parte, a la expansión territorial a causa de los conquistadores,[8]​ el rey Felipe II de España estableció el náhuatl como idioma oficial del Virreinato de Nueva España en el año 1570.[9]


Árbol genealógico del náhuatl
Página del Libro IV del Códice Florentino; texto náhuatl escrito con caracteres latinos.
Manuscrito sobre el idioma por Fray Joseph de Carranza del siglo XVIII
Alabado del año 1755 en lengua mexicana.
Primera página del Arte de la Lengua Mexicana (1810).
Página del Mexihkatl Itonalama donde se muestra una narración titulada “Tonatiw iwan meetstli”.
Distribución actual del náhuatl en rojo. Distribución histórica en verde.[76]
Mapa del norte de Puebla, donde aparece en azul el náhuatl del noreste central.
Mapa de las principales variedades dialectales del idioma mexicano.
Número de hablantes por estado mexicano en el año 2020.
Los locativos Mapachtepec ("Cerro del mapache"), Mazatlan ("Lugar de venados") y Huitztlan ("Lugar de espinas") dibujados en el Códice Mendoza con imágenes que son representaciones aproximadas de un sonido. Mapachtepec está representado por una mano (ma(i)-tl), una madeja de heno (pach-tli) y un cerro (tepe-tl). Mazatlan está representado por un venado (maza-tl) y un par de dientes humanos (tlan-tli). De forma similar, Huitztlan se representa con una espina (huitz-tli) y un par de dientes.
Alfabeto ilustrado del idioma náhuatl o mexicano.
Portada del Hvei tlamahviçoltica, la obra literaria en náhuatl más conocida.
Conjunto de obras literarias en lengua mexicana recopiladas por Francisco del Paso y Troncoso.