Napoleón Bonaparte


Napoleón I Bonaparte (Ajaccio, 15 de agosto de 1769-Longwood, 5 de mayo de 1821) fue un militar y estadista francés, general republicano durante la Revolución francesa y el Directorio, y artífice del golpe de Estado del 18 de brumario que lo convirtió en primer cónsul (Premier Consul) de la República el 11 de noviembre de 1799. Fue además cónsul vitalicio desde el 2 de agosto de 1802 hasta su proclamación como emperador de los franceses el 18 de mayo de 1804, siendo coronado el 2 de diciembre; fue proclamado también rey de Italia el 18 de marzo de 1805 y coronado el 26 de mayo. Ostentó ambos títulos hasta el 11 de abril de 1814, y desde el 20 de marzo hasta el 22 de junio de 1815.

Durante poco más de una década, tomó el control de casi toda Europa Occidental y Central mediante una serie de conquistas y alianzas. Solo tras su derrota en la batalla de las Naciones, cerca de Leipzig, en octubre de 1813, se vio obligado a abdicar meses más tarde. Regresó a Francia y al poder durante el periodo conocido como los Cien Días y fue derrotado para siempre en la batalla de Waterloo en Bélgica, el 18 de junio de 1815, cuando fue desterrado por los británicos a la isla de Santa Elena, donde falleció.

Napoleón es considerado uno de los mayores genios militares de la historia, ya que comandó campañas bélicas muy exitosas, aunque con ciertas derrotas igual de estrepitosas. Sus agresivas guerras de conquista se convirtieron en las mayores operaciones militares conocidas hasta ese momento en Europa, en las que involucró a un número de soldados jamás visto en los ejércitos de la época. Además de estas proezas bélicas, se le conoce por el Código Napoleónico; es considerado por algunos un «déspota ilustrado» debido a su extraordinario talento y capacidad de trabajo. Otros, sin embargo, lo estiman un dictador tiránico cuyas guerras causaron la muerte de millones de personas.[4]​ Se le juzga como el personaje clave que marcó el inicio del siglo XIX y la posterior evolución de la Europa contemporánea.

Sus soldados lo llamaban el Pequeño Cabo (le Petit Caporal), en tanto que los británicos se referían a él con el despectivo Boney y las monarquías europeas como el tirano Bonaparte, el Ogro de Ajaccio o el Usurpador Universal.[5]

Nacido Napoleone di Buonaparte (Nabolione o Nabulione en corso), solo un año después de que Francia comprara la isla de Córcega a la República de Génova. Napoleone, años después, cambió su nombre por el afrancesado Napoléon Bonaparte. El registro más antiguo de este nombre aparece en un informe oficial fechado el 28 de marzo de 1796.


Carlo Buonaparte y Letizia Ramolino, padres de Napoleón. Carlo fue un partidario del líder independentista corso Pasquale Paoli.[6]
Bonaparte en el puente de Arcole, por Antoine-Jean Gros (c. 1801).
Napoleón visitando a los apestados de Jaffa, por Antoine-Jean Gros (1804).
Bonaparte ante la esfinge, pintura de Jean-Léon Gérôme, c. 1868.
Napoleón abucheado en el Consejo de los Quinientos, con motivo del golpe de Estado del 18 de brumario, pintura de Bouchot.
Napoleón como Primer Cónsul, por Antoine-Jean Gros (1802).
Napoleón en su trono imperial, por Jean Auguste Dominique Ingres, 1806.
El imperio de Napoleón hacia el año 1811.
Napoleón en la batalla de Austerlitz, por François Gérard (1805).
Napoleón entrando en Berlín, por Charles Meynier (1810).
Matrimonio de Napoleón y María Luisa de Austria.
Napoleón retirándose de Moscú, por Adolph Northen.
Napoleón cerca de Borodinó, por Vasili Vereshchaguin (1897).
Gráfica que muestra las pérdidas humanas del ejército, sus movimientos y la temperatura durante la campaña rusa de 1812, en color claro el viaje de ida, en negro la vuelta. Litografía, 62 x 30 cm, 1869.
Abdicación de Napoleón en Fontainebleau, por Paul Delaroche (1845).
La batalla de Waterloo, por William Sadler.
Napoleón en Santa Elena, por François-Joseph Sandmann.
Repatriación de las cenizas de Napoleón a bordo de La Belle Poule, el 15 de octubre de 1840, Eugène Isabey, 1842, Óleo sobre lienzo (369 x 238 cm). Castillo de Versalles.
Tumba de Napoleón Bonaparte bajo la cúpula del Palacio nacional de los Inválidos, en París.