Nicolás II de Rusia


Nicolás II de Rusia o Nikolái Aleksándrovich Románov (en ruso: Николай Александрович Романов; Tsárskoye Seló, 6 de mayojul./ 18 de mayo de 1868greg.-Ekaterimburgo, 17 de julio de 1918),[n. 1]​ fue el último Emperador de Rusia,[n. 2]​ gobernando desde la muerte de su padre Alejandro III en 1894 hasta su abdicación en 1917 como resultado de la Revolución de Febrero. Durante su reinado el Imperio ruso sufrió un declive político, social y militar ajenos a su conocimiento lo que, aunado a su esoterismo, llevó al colapso del régimen imperial.[cita requerida]

La Revolución de febrero de 1917 puso fin a su reinado cuando, intentando volver del cuartel general a la capital, su tren fue detenido en Dno, gobernación de Pskov, y fue obligado a abdicar.[1]​ El zar y su familia fueron apresados, primero en el palacio de Alejandro, en Tsárskoye Seló, después en la casa del gobernador de Tobolsk y finalmente en la Casa Ipátiev, en Ekaterimburgo. Nicolás II, junto a su esposa, su hijo, sus cuatro hijas, el médico de la familia imperial, un criado personal, la camarera de la emperatriz y el cocinero de la familia fueron ejecutados en el sótano de la casa por los bolcheviques en la madrugada del 16 al 17 de julio de 1918.[2]​ Posteriormente, Nicolás II, su mujer y sus hijos fueron canonizados por la Iglesia ortodoxa rusa fuera de Rusia.

Nicolás era hijo del zar Alejandro III de Rusia y de la zarina María Fiódorovna Románova, nacida princesa Dagmar de Schleswig-Holstein-Sonderburg-Glücksburg y más tarde princesa Dagmar de Dinamarca. Sus abuelos paternos eran el zar Alejandro II y la zarina María de Hesse-Darmstadt. Sus abuelos maternos eran el rey Cristián IX de Dinamarca y la princesa Luisa de Hesse-Kassel. Nicolás tenía tres hermanos menores: Alejandro (1869-1870), Jorge (1871-1899) y Miguel (1878-1918) y dos hermanas menores: Xenia (1875-1960) y Olga (1882-1960). Por parte materna, Nicolás era sobrino de varios monarcas, incluido el rey Jorge I de Grecia, el rey Federico VIII de Dinamarca, la reina consorte Alejandra de Dinamarca y de Thyra de Dinamarca, princesa de Hanóver.[3]

Nicolás se convirtió en zarévich tras el asesinato de su abuelo Alejandro II el 13 de marzo de 1881 y el posterior ascenso al trono de su padre, Alejandro III. Por razones de seguridad, el nuevo zar y su familia se mudaron del palacio de Invierno, en San Petersburgo[4]​ a su residencia en el palacio de Gátchina, fuera de la ciudad.

Nicolás y sus hermanos tuvieron una educación estricta: dormía en duras camas plegables y sus habitaciones apenas tenían muebles, salvo un icono religioso de la virgen con el niño rodeado de perlas y otras gemas. Su abuela María introdujo costumbres inglesas en la familia Románov: gachas en el desayuno, baños fríos y abundante aire fresco.[5]


María Fiódorovna con su hijo Nicolás en 1870.
Nicolás en 1890.
El zarévich Nicolás y la princesa Alix en 1894.
(1897) Nicolás II, su madre, la emperatriz viuda María Fiódorovna Románova en el Palacio de Alejandro siendo visitado por el rey de Siam, Chulalongkorn, y su familia.
L. Tuxen. "La coronación de Nicolás II el 14 de mayo de 1896". 1898. Museo Estatal del Hermitage, San Petersburgo
Retrato de Nicolás II coronado (1896)
Nicolás II (derecha) con Guillermo II de Alemania en 1905; tienen cada uno las vestimentas intercambiadas.
Nicolás II asiste a una sesión del Consejo de Estado, 27 de mayo de 1901.
La Flota del Báltico rusa fue aniquilada por los japoneses en la batalla de Tsushima.
Fotograma de una película de 1925 que representa a la guardia de palacio disparando a los obreros el 22 de enero de 1905.
Serguéi Witte hacia 1905.
Fuerzas cosacas durante la Gran Guerra.
Rasputín rodeado de admiradoras.
Texto de la abdicación del zar en el periódico Rússkoie slovo.
Nicolás II prisionero en Tsárskoye Seló (al fondo sus guardianes).
Yákov Sverdlov ordenó el traslado de la familia imperial a Ekaterimburgo y gestionó personalmente su asesinato.
La casa Ipátiev hacia 1928. En 1977, el primer secretario de la región, Borís Yeltsin, ordenó su demolición.
Iglesia sobre la Sangre, construida sobre el lugar donde Nicolás II de Rusia y su familia fueron asesinados.
Lápidas que marcan el entierro del zar Nicolás II y su familia en la capilla de Santa Catalina de la Catedral de San Pedro y San Pablo de San Petersburgo.
Monograma del zar Nicolás II de Rusia