Nueva Cádiz


Nueva Cádiz fue la primera ciudad fundada en Venezuela y la primera ciudad española en Suramérica. Fue erigida antes del año 1500, después del tercer viaje de Colón, en las costas de la isla de Cubagua por el marino italiano al servicio de Carlos V, Giacomo Castiglione (hispanizado cual Santiago Castellón), como campamento temporal para la explotación de las pesquerías de perlas. La ciudad fue destruida en 1541 por un maremoto y aunque parte de ella se encuentra sumergida, pueden verse ruinas en imágenes satelitales, fotografías aéreas y terrestres de la isla.[1]

Fray Bartolomé de las Casas dejó escrito que en 1500, a tan solo 2 años de su avistamiento por Cristóbal Colón, ya había en Cubagua 50 aventureros instalados que buscaban afanosamente las preciadas gemas de nácar que usaban los nativos en su ornamento personal.[2]

Después de la gran insurrección indígena de 1520, que provocó el abandono de la isla, esta volvió a ser ocupada y en 1526 fue elevada a la categoría de Villa con la denominación de “Villa de Santiago de Cubagua”, aunque al parecer nunca utilizó este título. Por fin, el 13 de septiembre de 1528 mediante una real cédula promulgada por el emperador Carlos V, se le otorgó el rango de ciudad, se le dotó de escudo de armas y se le cambió su nombre por el de “Nueva Cádiz”. Este sitio es el primer pueblo fundado por los españoles en América, y como ciudad, es considerada la primera ciudad de Venezuela, alcanzando una población de 1500 almas en 1535. El poblado era abastecido de agua dulce desde el cercano Puerto de las Perlas, actual ciudad de Cumaná, en tierra firme continental.

En su época de apogeo, el ingreso que recibía España por concepto de la pesquería de perlas se equiparaba en valor monetario al suministrado por el oro del Perú. En ese entonces, Nueva Cádiz[4]​ no solo contaba con una numerosa población de españoles e indígenas —estos últimos, obligados a trabajar como buzos en la recolección de perlas—, sino también de esclavos negros traídos de las "factorías" africanas. Nueva Cádiz también fue objeto de ataques de piratas como Diego Ingenios y Jacques de Sores, que sitiaron el poblado y llegaron a capturar a su gobernador, Francisco Velázquez.

Pero diversas calamidades naturales como el posible terremoto de 1541 (seguido de un huracán en 1543), la destrucción de los ostrales, el descubrimiento de ostrales en La Guajira y la paulatina muerte de los indígenas explotados (debido a las inhumanas condiciones de la extracción en las perlerías), contribuyeron a que la ciudad y la isla fuesen abandonadas en su totalidad por los españoles, si bien existen registros que indican que la isla estuvo poblada por algún tiempo más.


Ruinas de Nueva Cádiz, en la costa nororiental de la isla de Cubagua.
Mapa de la isla de Cubagua, donde se notan las ruinas de Nueva Cádiz