Nueva Rusia


Nueva Rusia (en ruso, Новоро́ссия, Novoróssiya), Novorrusia o Rusia Nueva, es un término histórico usado en el siglo XIX en el Imperio ruso para designar el territorio de la costa septentrional del mar Negro (hoy es parte sur del Ucrania, sur de Rusia, y Transnistria de Moldavia). La parte occidental de Nueva Rusia (entre los ríos Dniéster y Dniéper) era conocida como Yedisán por los otomanos, la cual había sido anteriormente habitada, junto con la parte central, por la Horda Nogái. El término cubre la región histórica de los Campos salvajes.[1]

El Imperio ruso fue ganando control sobre esta zona gradualmente en tratados de paz con el Imperio otomano tras las guerras ruso-turcas de 1735–1739, 1768–1774, 1787–1792 y 1806–1812. La colonización de la tierra, a finales del siglo XVIII, fue dirigida por el príncipe Potiomkin a quien la zarina Catalina «la Grande» otorgó poderes de gobernación absolutos sobre el territorio. Las tierras se concedieron generosamente a la nobleza rusa (dvoryanstvo) y se trasladó a campesinos rusos y ucranianos, en régimen de servidumbre, para cultivar lo que hasta entonces era una estepa escasamente poblada. También vinieron colonos extranjeros invitados por Catalina «la Grande» de Alemania (los cuales se conocerían como alemanes del mar Negro), Prusia (menonitas de Rusia), Polonia, Italia, Grecia, Serbia y otros países.

Desde 1754 se fundaron nuevas ciudades como Kirovogrado, Novorossiysk, Yekaterinoslav (actual Dnipró), Nikoláyev (Mykoláiv), Jersón, Mariúpol, Melitópol y Odesa. En términos actuales, comprende las provincias ucranianas (óblasts) de Donetsk, Lugansk, Dnipropetrovsk, Zaporiyia, Mykoláiv, Jersón, Odesa, parte del Óblast de Kirovogrado y Crimea; en Rusia, la provincia de Rostov del Don, el krai de Krasnodar, el krai de Stávropol, y la República Autónoma de Adigueya; y la región de Transnistria en la República de Moldavia.

En materia política, la parte de la población que vive en estas regiones (especialmente en Dombás) tiene una orientación prorrusa, e incluso en las partes que no están hoy incluidas en la Federación de Rusia el idioma ruso es el predominante. En las elecciones parlamentarias de 2006 en Ucrania, el Partido de las Regiones (prorruso) consiguió la mayoría en las provincias que están en lo que fue Nueva Rusia. En Moldavia, la región llamada Transnistria declaró su independencia (sin reconocimiento internacional) en 1990. El idioma oficial de esta región separatista es el ruso, moldavo y ucraniano y, estando respaldada por Rusia, tiene una orientación prorrusa. Todas estas regiones muestran también un alto porcentaje de población étnicamente rusa.

Conforme a la información oficial del censo del 2001, 14.273.000 ciudadanos ucranianos tienen el ruso como lengua materna, representando el 29,6 % de la población del país. De ellos, étnicamente rusos son solo el 56 %, mientras que el resto representan otras nacionalidades: