Océano Ártico


El océano Glacial Ártico[2]​ o simplemente, océano Ártico, es la parte del océano mundial más pequeña y más septentrional del planeta. Se encuentra principalmente al norte del círculo polar ártico, ocupando el área entre Europa, Asia y América del Norte.[1]​ Abarca unos 14 056 000 km² de extensión[1]​ y sus profundidades oscilan entre los 2000 m y 4000 m en la región central, y los 100 m en la plataforma continental. Su profundidad media es de 1205 m bajo el nivel del mar.[1]

Este océano limita con la parte norte del Atlántico, recibiendo grandes masas de agua a través del estrecho de Fram y el mar de Barents. Está limitado por el estrecho de Bering, entre Chukotka (Rusia) y Alaska (EE.UU.), que lo separa del Pacífico; por la costa norte de Alaska y Canadá. También limita con el litoral septentrional de Europa y Asia.

Grandes masas de hielo protegen durante todo el año a este océano de las influencias atmosféricas. En su parte central pueden encontrarse casquetes de hielo de hasta cuatro metros de espesor. Las grandes capas de hielo suelen formarse por el deslizamiento de grandes paquetes de hielo uno sobre otro.

Las temperaturas en invierno suelen rondar los −50 °C debido a los fuertes vientos provenientes de Siberia (Rusia); mientras que en el verano apenas pueden superar el 0 °C; en tanto que en la plataforma continental pueden darse temperaturas de hasta 30 °C.

El océano Glacial Ártico ocupa una cuenca aproximadamente circular y se extiende por una superficie de alrededor de 14 056 000 kilómetros cuadrados,[1]​ casi el tamaño de Rusia.[3]​ La costa tiene 45 389 kilómetros de largo.[1]​ Está rodeado por las masas terrestres de Eurasia, América del Norte, Groenlandia y por varias islas. Generalmente se considera que incluye la bahía de Baffin, el mar de Barents, el mar de Beaufort, el mar de Chukotka, el mar de Siberia Oriental, el mar de Groenlandia, la bahía de Hudson, el estrecho de Hudson, el mar de Kara, el mar de Laptev, el mar Blanco y otros conjuntos hídricos. Se conecta con el océano Pacífico a través del estrecho de Bering y con el océano Atlántico a través del mar de Groenlandia y el mar de Labrador.[4]

Una dorsal oceánica, la dorsal de Lomonósov, separa la honda cuenca polar del Norte marino en dos cuencas oceánicas: la Euroasiática que tiene una profundidad de entre 4000 y 4500 metros, y la Asiático-americana (a veces llamada de Norteamérica o cuenca hiperbórea), de alrededor de 4000 metros de profundidad. La batimetría del fondo oceánico está marcado por dorsales de fallas, llanuras de la zona abisal, profundidades del océanos y cuencas. La profundidad media del océano Glacial Ártico es de 1038 metros.[5]​ El punto más profundo está en la cuenca euroasiática, con 5450 metros.


Océano Glacial Ártico.
Óleo de Georg von Rosen representando al explorador sueco Adolf Erik Nordenskjöld en una expedición en el Ártico.
El mapa del Ártico de Emanuel Bowen de la década de 1780 representando un "Océano del Norte".
Descenso del hielo marino en el Ártico entre 1982-2007.
Distribución de las mayores masas de agua en el Océano Ártico. El esquema esboza las diferentes masas de agua a lo largo de una sección vertical desde el estrecho de Bering sobre el Polo Norte geográfico hasta el estrecho de Fram. Como la estratificación es estable, las masas de agua más profundas son más densas que las capas superiores.
Oso polar.
Cubierta media del mar en el océano Ártico en 2005 y 2007.
En rojo: fronteras reconocidas; en azul: límites de zonas económicas exclusivas (200 millas); en verde discontinuo: reclamo territorial de Rusia.
Nota: No se muestran reclamos territoriales de otros países.