Oceanía


Oceanía es un continente insular de la Tierra constituido por la plataforma continental de Australia, las islas de Nueva Guinea, Nueva Zelanda y los archipiélagos coralinos y volcánicos de Melanesia, Micronesia y Polinesia. Históricamente se consideró que Insulindia también formaba parte de Oceanía.[2]​ Todas estas islas están distribuidas por el océano Pacífico. Con una extensión de 8 542 499 km²,[1]​ se trata del continente más pequeño del planeta Tierra.

En otros modelos continentales, en particular en los de habla inglesa, se usa Australia en lugar de Oceanía,[3]​ pero en este caso su definición no incluye las islas del Pacífico. En los de habla portuguesa se considera que el límite entre Asia y Oceanía es la Línea de Wallace, por lo que Timor Oriental es parte de Oceanía. Otros van más allá y consideran que toda Insulindia es parte de Oceanía.[4]​ Inversamente, en otros modelos se utiliza el término de Oceanía para designar el conjunto de todas las islas del Océano Pacífico.

El término fue acuñado por el geógrafo francés Conrad Malte-Brun en 1812 como Océanie, proveniente de océan (océano en francés) el cual, a su vez, deriva del griego antiguo Ōkeanós (Ώκεανός), combinado con el sufijo en latín -ia , basado en su cognado del griego antiguo -ία, -εια que se usa para designar sustantivos femeninos abstractos.[5]​ El significado de su nombre se basa en el hecho que su territorio está compuesto por miles de pequeñas islas esparcidas en el océano más grande del planeta.[6]

Los primeros pobladores humanos de Oceanía procedían del Sudeste de Asia. De ellos descienden los actuales papúes y nativos australianos, los cuales probablemente debieron alcanzar al continente Sahul usando balsas primitivas. Los restos fósiles más antiguos podrían ser los del hombre de Mungo en Nueva Gales del Sur (Australia), con unos 42 000 años de antigüedad,[7]​ así como los restos arqueológicos de Bobongara en la península de Huon (Papúa Nueva Guinea), con unos 40 000 años.[8]​ Por otro lado, las pruebas arqueológicas del uso de plantas en las montañas de Nueva Guinea[9]​ y las pruebas genéticas poblacionales en nativos australianos y papúes, coinciden en que el poblamiento de Sahul debió llevarse a cabo hace unos 46 000 años.[10]

Hace 33 000 años se habría colonizado la isla de Nueva Irlanda (Melanesia) y hace 28 000 años la isla Buka (Islas Salomón del Norte).[11]​ Hace 18 000 años Nueva Guinea y Australia formaba una única masa de tierra poblada por seres humanos, posteriormente la subida del nivel del mar aisló a las poblaciones en tres grupos: Nueva Guinea, Australia y Tasmania (además de algunas pocas islas menores). Dichas poblaciones evolucionaron separadamente bajo condiciones ecológicas divergentes y desarrollaron patrones culturales independientes.


Imagen satelital de Oceanía.
La masa continental de Sahul, antes de que la elevación del nivel de los océanos separase a Australia, Nueva Guinea y Tasmania tras la última era glacial.
Galeón neerlandés, utilizado en la conquista del continente. Detalle del cuadro Het uitzeilen van een aantal Oost-Indiëvaarders de Hendrik Cornelisz. Vroom (1562/1563–1640).
La localidad de Levuka (Fiyi) hacia 1842.
Apertura del Parlamento de Australia en 1901.
Mapa político de Oceanía.
División cultural de Oceanía.
División biogeográfica entre Cercana Oceanía y Lejana Oceanía.
La cría del ganado ovino ha sido una de las principales actividades de las potencias oceánicas de Australia y Nueva Zelanda.
El turismo es una de las principales actividades económicas de muchos países con ingresos bajos. El monte Otemanu en Bora Bora.
King Merriman, un líder aborigen australiano
Niños nativos de Papúa Nueva Guinea.
Un ukelele, palabra de origen hawaiano que pasó al inglés y al español.
Un pilar de una casa de ceremonias de las Islas Salomón, un ejemplo del arte melanesio.
Los All Blacks realizando un haka.
Partido amistoso entre Australia y Nueva Zelanda jugado el 9 de junio de 2005 en Londres.
El Estadio Westpac localizado en Wellington durante el encuentre entre los All Whites y Baréin que garantizó la participación de Nueva Zelanda en una Copa Mundial luego de 28 años.
Los Socceroos en un cotejo ante Alemania durante la Copa FIFA Confederaciones 2005.