Odocoileus lasiotis


El venado de páramo de Mérida (Odocoileus lasiotis) es un cérvido que habita en el norte de Sudamérica.

Esta especie se distribuye en el norte de América del Sur, siendo endémica del oeste de Venezuela, habitando en los páramos más elevados de los Andes del estado de Mérida, restringiéndose a las sierras de La Culata y Nevada, en la región central de la cordillera de Mérida.

Además, fueron exhumados restos en un yacimiento arqueológico ubicado a una altitud de 4100 msnm.[1]

Este taxón fue descrito originalmente en el año 1914 por el zoólogo estadounidense Wilfred Hudson Osgood.[2]

Durante décadas fue considerado sólo una subespecie del venado de cola blanca común (Odocoileus virginianus ), es decir: Odocoileus virginianus lasiotis, hasta que en el año 1999 fue elevado a especie plena.[3][4]

Cabrera había sinonimizado este taxón con Odocoileus goudotii,[5]​ pues pensaba que no había aislamiento genético entre ambas, al creer erróneamente que la cordillera de Mérida se trata de una prolongación hacia el este y con alturas continuas, de la cordillera oriental de Colombia. En realidad, las especies que habitan los páramos de ambos cordones orográficos han vivido siempre separados, aun durante los máximos glaciares, pues entre ambos ecosistemas de altura se interpone la hondonada conocida como depresión tectónica del Táchira, compuesta por una serie de valles que operan como un corredor, el que mide 60 km de ancho y 960 m de altitud.[6]


El hábitat de este taxón: laderas del pico Bolívar, en la sierra Nevada de Mérida.