Oregón


Oregón[3]​ (en inglés, Oregon) es uno de los cincuenta estados que, junto con Washington D. C., forman los Estados Unidos de América. Su capital es Salem y su ciudad más poblada es Portland. Se ubica en la región Oeste del país, división Pacífico y limita al norte con el estado de Washington, al este con Idaho —gran parte de esta frontera la forma el río Snake—, al sureste con Nevada, al sur y suroeste con California y al oeste con el océano Pacífico. Con 254 805 km² es el noveno estado más extenso, por detrás de Alaska, Texas, California, Montana, Nuevo México, Arizona, Nevada y Colorado. Fue admitido en la Unión el 14 de febrero de 1859, como el estado número 33.

Los ríos Columbia y Snake forman la mayor parte de sus fronteras al norte y este, respectivamente. El valle del río Willamette en el oeste de Oregón es la región más densamente poblada y en la que la agricultura es más productiva. La zona fue habitada por muchas tribus indígenas antes de la llegada de los comerciantes, exploradores y colonos que formaron el gobierno autónomo de Oregon Country en 1843. El territorio de Oregón fue creado en 1848 y se convirtió en el estado de Oregón el 14 de febrero de 1859.

Oregón tiene uno de los paisajes más diversos que incluye la ventosa costa del Pacífico, con volcanes, glaciares y montañas escarpadas de la cordillera de las Cascadas. Se conoce por sus bosques altos y densos que cubren un tercio del norte del estado y la mitad del sur. Otras áreas incluyen llanuras y desiertos que cubren aproximadamente la mitad del estado en el este y el norte central, y bosques menos densos de pinos en el noreste.

Monte Hood (3.429 m) es el punto más alto del estado. El parque nacional Crater Lake es el único parque nacional en Oregón.

El nombre del estado proviene del español. Aparece por primera vez en la crónica Relación de la Alta y Baja California (1598), del novohispano Rodrigo Montezuma, y hace referencia al río que hoy se llama Columbia (Biblioteca Nacional, Mss. 22763, 1 r).

Existen tres versiones sobre el origen del topónimo: la primera sostiene que proviene del nombre dado por los exploradores españoles a algún pueblo indígena del territorio, a saber, orejón,[4]​ con la mutación de la letra j por la g.[5]


Portland, ciudad más poblada de Oregón.