Pablo Morillo


Pablo Morillo y Morillo, I conde de Cartagena,[1]​ I marqués de La Puerta, conocido como El Pacificador (Fuentesecas, 5 de mayo de 1775-Barèges, 27 de julio de 1837)[2]​ fue un militar y marino español, cuya figura histórica es objeto de controversias entre españoles y americanos dada su participación en la campaña de reconquista española del norte de América del Sur, durante las guerras de independencia hispanoamericanas.

Durante su etapa en la Real Armada Española participó en distintos combates, entre los que destacan la batalla del Cabo de San Vicente y la de Trafalgar.

Sirvió también en el Ejército español y participó en las guerras de independencia de Venezuela y Nueva Granada como jefe de la expedición encargada de sofocar la rebelión. En su haber destacan la toma de Cartagena de Indias (1815) y las posteriores acciones militares que llevaron a la caída de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, así como el restablecimiento del virreinato. En Venezuela consiguió detener el avance de Simón Bolívar hacia Caracas tras vencerlo en la tercera batalla de La Puerta (1818). Con el posterior Tratado de Armisticio y Regularización de la Guerra de 1820 consiguió establecer una tregua y se abolió la guerra a muerte proclamada por Bolívar en 1813.

Previamente, había participado en la guerra de Independencia española, en las dos batallas más importantes de su inicio y de su final: Bailén, la primera derrota napoleónica, y Vitoria, que forzó la retirada de las tropas francesas de España. También fue decisiva su intervención en la reconquista de Vigo y la batalla de Puentesampayo, al dirigir el ejército que derrotó al mariscal Ney y obligó al ejército francés a evacuar Galicia.

Pablo Morillo nació el 5 de mayo de 1775[2]​ en Fuentesecas, Zamora, y fue bautizado dos días más tarde. Su padres fueron Lorenzo Morillo y María Morillo.

El 19 de marzo de 1791, a los 13 años de edad, se alistó como soldado en el cuerpo de Infantería de Marina.[3]​ Muy pronto, con quince años recién cumplidos, participó en las guerras revolucionarias francesas. Se halló en los primeros días de mayo de 1793 en el desembarco de la isla de San Pietro, en Cerdeña, y después, en el sitio de Tolón, donde tomó parte en siete acciones hasta que fue herido y retirado del combate. Pasó luego a Cataluña, concurrió al combate del 13 de agosto de 1794 en las alturas de Cullera, y se halló en el sitio del castillo de la Trinidad en Rosas, formando la guerrilla, y asalto en lanchas, nuevamente bajo fuego enemigo.


Francisco Javier Castaños, comandante en jefe durante la batalla de Bailén.
Monumento a Pablo Morillo en la ciudad de Zamora (España)
Pablo Morillo.
Reina regente María Cristina