Palacio Beloselski-Belozerski


El palacio Beloselski-Belozerski (en ruso: Дворе́ц Белосе́льских-Белозе́рских; también conocido antes de la Revolución como el palacio de la Gran Duquesa Isabel Fiódorovna, o el palacio Serguéi o palacio Dimitri) es un palacio neobarroco ubicado en la intersección del río Fontanka y Nevsky Prospekt en San Petersburgo, Rusia. Las ventanas de color malva del palacio Stróganov, diseñadas por Bartolomeo Rastrelli en la década de 1750 y ubicadas en frente del Nevsky.

El primer palacio Beloselski-Belozerski fue construido en la Nevsky Prospekt en 1747 a instancias del príncipe Mijaíl Andréievich Beloselski (1702-1755) durante el reinado de Isabel I de Rusia; el edificio, mucho más pequeño que el existente en la actualidad, se construyó siguiendo el estilo francés con un gran jardín privado y un pequeño muelle en el canal, estaba estucado y pintado, imitando la piedra caliza parisina.

Fue heredado por su hijo —el príncipe Aleksandr Mijáilovich Beloselski (1752-1809)— él se encargó de comprar en 1800 una parcela que permitió la ampliación del edificio hacia el noroeste. El príncipe Aleksandr Mijáilovich fue amigo íntimo, defensor y sirviente del zar Pablo I de Rusia. Debido a su extraordinaria relación, el zar Pablo I permitió, en 1800, la renovación del antiguo título de príncipe de Belozersk. Fue desde entonces que se les conoció como la familia Beloselski-Belozerski. De este modo dieron el nombre de su familia al palacio. La segunda mujer de Aleksandr Mijáilovich, Anna Grigórievna (nacida Kozítskaya) fue la heredera de una inmensa fortuna que recibió por su madre (de la zona de los Urales, Nizhni Tagil, Beloretsk una zona rica en metales y minería). Esto permitió posteriores adquisiciones de terrenos en San Petersburgo, incluyendo la isla Krestovsky así como otras ampliaciones del palacio Beloselski-Belozerski. El palacio pasó por sucesión familiar a Esper Aleksándrovich Beloselski-Belozerski (hijo de Aleksandr Mijáilovich) que falleció en su juventud. Su viuda la princesa Elena Pávlovna Belosélskaya-Belozérskaya (nacida Bíbikova) fue la propietaria del palacio hasta la mayoría de edad de Konstantín Espérovich Beloselski-Belozerski (hijo único de Esper Aleksándrovich y Elena Pávlovna).


Palacio Beloselski-Belozerski