Palafito


Los palafitos son viviendas donde los pilares son simples estacas o casas en el agua. Normalmente se construyen sobre cuerpos de aguas tranquilas como lagos, lagunas y caños (cursos irregulares y lentos por los que desaguan los ríos y lagunas de las regiones bajas), aunque también son construidas en tierra firme o a orillas del mar, como es el caso en algunas zonas de Chile y pueden formar grandes grupos urbanos construidos por medio de pilotis, como Venecia.

La palabra deriva del italiano palafitta (palos hincados). En 2002 un importante descubrimiento en la desembocadura del río Sarno reveló que en la zona portuaria de Pompeya había palafitos asentados sobre un sistema de canales, que también sugieren una cierta similitud. Los palafitos son consideradas las casas ecológicas más antiguas de América.[1]

Existe evidencia arqueológica que en la Europa prehistórica se utilizó la construcción con palafitos en áreas alpinas y en zonas de lo que hoy es Francia, Eslovenia, Escocia, Lituania y Letonia generalmente alrededor de lagos o humedales. Entre las posibles razones para la construcción de palafitos se cree que servían contra predadores y vecinos hostiles.

En Europa se han encontrado construcciones del Neolítico que llegaban a cubrir hasta media hectárea. Durante el Neolítico, la Edad del Cobre y la Edad del Bronce, los asentamientos de palafitos eran comunes en las regiones Alpina y Pianura Padana ([[Cultura de las Terramaras]).[2]​ Se han encontrado restos, entre otros, en las marismas de Liubliana en Eslovenia y en los lagos Mondsee y Attersee en la Alta Austria. Los primeros arqueólogos que lo estudiaron, como Ferdinand Keller, pensaban que formaban islas artificiales, muy parecidas a los crannogs irlandeses y escoceses, pero hoy parece claro que la mayoría de los asentamientos estaban ubicados a orillas de los lagos y solo se inundaron posteriormente.[3]​ Casas reconstruidas sobre pilotes pueden contemplarse en museos al aire libre como en el Museo de palafitos de Unteruhldingen o en Zúrich (Pfahlbauland).

En junio de 2011, los palafitos prehistóricos de seis estados alpinos (Sitios palafíticos prehistóricos de los Alpes) fueron designados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Heródoto describió en sus Historias las viviendas de los 'habitantes del lago' en Peonia y cómo fueron construidas.[4]

En los Alpes, edificaciones similares, conocidos como raccards, parecidos a los hórreos de España, todavía son utilizados como graneros. En Inglaterra, también estos graneros se colocan sobre piedras tipo muela, sobre pilotes, para evitar que los ratones y las ratas lleguen al grano. En Italia hay varios asentamientos de palafitos, por ejemplo el de la Rocca de Manerba del Garda (Lombardía).


Palafitos en Lago Inle, Birmania.
Viviendas familiares de verano de los nativos de la península de Kamchatka (Rusia) llamados itelmenos. Sus viviendas de invierno estaban emplazadas en tierra y eran comunales.
Reconstrucción de palafitos en el museo arqueológico al aire libre Museo de palafitos de Unteruhldingen en Alemania
Palafito en Belice con niños y palapa.
Palafitos en Nueva Venecia Colombia.
Palafitos en Castro, Chile.
"Cabañas sobre zancos", Laguna de Arcachon, Francia.
Palafitos del lago de Maracaibo.
Los palafitos se inspiran de la arquitectura vegetal de los bordes de agua, donde los manglares no se sostienen sobre un tronco único. En la foto, Lagunas de Chacahua, México.