Panthera leo


El león (Panthera leo) es un mamífero carnívoro de la familia de los félidos y una de las cinco especies del género Panthera. Los leones salvajes viven en poblaciones cada vez más dispersas y fragmentadas del África subsahariana (a excepción de las regiones selváticas de la costa del Atlántico y la cuenca del Congo) y una pequeña zona del noroeste de India (una población en peligro crítico en el parque nacional del Bosque de Gir y alrededores), habiendo desaparecido del resto de Asia del Sur, Asia Occidental, África del Norte y la península balcánica en tiempos históricos. Hasta finales del Pleistoceno, hace aproximadamente diez mil años, de los grandes mamíferos terrestres, el león era el más extendido tras los humanos. Su distribución cubría la mayor parte de África, gran parte de Eurasia, desde el oeste de Europa hasta la India, y en América, desde el río Yukón hasta el sur de México.[3][4][5]

Si sobreviven a las dificultades de la infancia, las leonas que viven en un hábitat seguro, como por ejemplo el parque nacional Kruger, a menudo pueden llegar a la edad de doce a catorce años, mientras que los leones raramente viven más de ocho años.[6]​ Sin embargo, se conocen casos de leonas que han vivido hasta veinte años en estado salvaje. En cautiverio, tanto los machos como las hembras pueden vivir más de veinte años. Suelen vivir en sabanas y herbazales, aun cuando pueden entrar en zonas arbustivas y boscosas. Los leones son animales especialmente sociales en comparación con otros félidos. Una manada de leones se compone de hembras que tienen una relación familiar, sus crías y un número reducido de machos adultos. Las leonas suelen cazar juntas, en grupo, atacando principalmente a grandes ungulados. El león es un superpredador y clave, pese a que puede tener un comportamiento carroñero si tiene la oportunidad. Aun cuando los leones, normalmente, no cazan humanos de manera selectiva, algunos de ellos pueden convertirse en antropófagos y buscar presas humanas.

El león es una especie vulnerable y, en su ámbito de distribución africano, a lo largo de las dos últimas décadas ha sufrido un declive de las poblaciones, posiblemente irreversible, de entre un 30 % y un 50 %;[1]​ las poblaciones no son viables fuera de las reservas delimitadas y los parques nacionales. Aunque la causa de este declive no es del todo comprendida, la pérdida del hábitat y los conflictos con humanos son actualmente los motivos de preocupación más importantes. Se han tenido leones en cautividad desde los tiempos de la Antigua Roma, y desde finales del siglo XVIII han sido una especie muy buscada y exhibida en zoológicos por todo el mundo. Los propios zoológicos están colaborando en programas de reproducción para proteger la amenazada subespecie asiática.


Durante los combates, la melena del león hace que parezca más grande que lo que realmente es.
Dos leonas en Masái Mara (Kenia).
Imagen termográfica de un león, mostrando el efecto aislante de la melena.
Un león macho sin melena y con poco pelo corporal en el parque nacional de Tsavo East, Kenia.
Leona con la especie de collar que a veces hace que se las identifique como machos.
Los leones blancos deben su coloración a un gen recesivo. Son formas raras de la subespecie Panthera leo krugeri.
Pareja descansando.
Un grupo en movimiento cerca de Governors Camp, en el Masái Mara (Kenia).
Una leona esprinta durante la caza en el parque nacional Serengueti.
Dos leones machos devorando una jirafa.
Pese a que una leona como esta tiene una dentadura muy afilada, con frecuencia mata a sus presas estrangulándolas.
Siete leones en la reserva del parque de Masái Mara, en Kenia.
Grupo de leonas compartiendo una cebra en el mismo lugar donde la han cazado.
Durante el período de apareamiento, una pareja puede copular entre veinte y cuarenta veces al día durante unos cuantos días.
En primer plano, una leona preñada.
La tolerancia de los machos hacia los cachorros varía. Pese a ello, es más probable que compartan comida con ellos que con las leonas.
Una leona subida a un árbol en el parque nacional Serengueti.
Frotarse y lamerse son comportamientos sociales comunes en la manada.
Una hiena manchada en la Zona de conservación de Ngorongoro. Las hienas son las principales competidoras de los leones.
León de Katanga (Panthera leo bleyenberghi).
León de las cavernas en la Cámara de los Félidos de la Cueva de Lascaux (Francia).
Pareja de ligres en un zoológico de Corea del Sur.
Ejemplar salvaje en el parque nacional Kruger, Sudáfrica.
Cachorros de león jugando en el Serengueti.
Una leona asiática llamada Moti, nacida en cautividad en el Zoo de Helsinki en octubre de 1994. Fue trasladada al Zoo de Brístol (Inglaterra) en enero de 1996.
Atípica imagen de un león sobre nieve en el zoo de Pittsburgh, Pensilvania, Estados Unidos.
Esbozo de leones de Alberto Durero (hacia 1520).
León en el Zoo de Melbourne, Australia. Disfruta de una zona de hierba elevada a la sombra de los árboles.
Una pareja de leones en el Parque Zoológico Nacional de El Salvador.
Aguafuerte del siglo XIX de un domador de leones en una jaula.
El Capitel de los Leones de Aśoka, realizado hacia el 250 a. C. para ocupar la parte superior de un pilar de Aśoka en Sarnath. Actualmente, es el escudo de la India.
La Puerta de los Leones de Micenas (1300 a. C.). Dos leonas flanquean la columna central que representa una diosa.
Escudo de Jerusalén: un león rampante delante del Muro de las Lamentaciones flanqueado por unas ramas de olivo.
Escudo de armas del Reino de León, ubicado en la actual Castilla y León (España).
Bailarines chinos realizando la danza del león.