Parque nacional de Yellowstone


El parque nacional de Yellowstone —en inglés: Yellowstone National Park— es un parque nacional ubicado en los estados de Wyoming, Montana e Idaho, en Estados Unidos, y cuya superficie abarca 2 219 789 acre (8983,2 km²).[2]​ Tras una serie de expediciones a la región entre los años 1800 y 1860, en las que participaron tramperos y exploradores como John Colter, Jim Bridger, William F. Raynolds, Ferdinand Vandeveer Hayden, Nathaniel P. Langford y Gustavus Cheyney Doane, y a partir de varias discusiones parlamentarias en el Congreso de los Estados Unidos,[3]​ el presidente Ulysses S. Grant firmó la ley The Act of Dedication en marzo de 1872, mediante la cual quedó establecido como el primer parque nacional estadounidense, y el primero de su tipo en el mundo.[4]​ El ejército estadounidense estuvo a cargo de su administración entre 1886 y 1918,[5]​ y desde entonces es operado por el Servicio de Parques Nacionales.[6]

El relieve del parque comprende lagos, cañones, ríos y cordilleras.[7]​ El lago Yellowstone es uno de los cuerpos de agua más extensos y elevados de América del Norte y está ubicado en la caldera de Yellowstone, el supervolcán más grande del continente.[7]​ Si bien se trata de un volcán inactivo, ha hecho erupción con notable magnitud varias veces en los últimos dos millones de años. Gracias a su actividad volcánica continua, Yellowstone también alberga la mitad de los géiseres y fuentes hidrotermales del mundo.[8]​ A su vez, el parque pertenece al Gran Ecosistema de Yellowstone, el ecosistema intacto más extenso en la zona templada del norte de la Tierra.[9]​ La Unesco lo nombró Patrimonio de la Humanidad en 1978.[10]

Se han documentado cientos de especies de mamíferos, aves, peces, reptiles y anfibios que habitan en Yellowstone, entre las cuales se incluyen varias que están en peligro o amenazadas.[7]​ Su ecosistema posee la megafauna más grande de los Estados Unidos contiguos —esto es, excluyendo Alaska y Hawái—, en adición a especies únicas de plantas. Entre las especies animales sobresalen los osos grises, los lobos, los alces y los bisontes americanos; la manada de estos últimos es la más grande y antigua existente en territorio estadounidense.[11]​ Al menos 1700 especies de árboles y plantas vasculares son nativas del parque, mientras que otras 170 se consideran exóticas.[7]​ Anualmente, suelen presentarse varios terremotos e incendios forestales en el sitio, aunque los primeros suelen ser indetectables por los visitantes.[12]


Ubicación y extensión del parque.
Sección del Gran Cañón del Yellowstone, donde se puede apreciar el río homónimo al fondo.
Columnas basálticas en el parque cerca de Tower Fall, creadas por el flujo de varios tipos de lava.
Una pasarela que permite a los visitantes acercarse a algunas fuentes termales, como la Gran Fuente Prismática.
Daños estructurales en la zona del lago Hebgen causados por el terremoto sucedido en 1959.
Un bisonte americano pastando en las praderas del Yellowstone.
Una hembra de uapití canadiense, junto con su cría.
Un ejemplar de lobo reintroducido en el parque.
Un oso negro americano y su cachorro.
Un alce bebiendo agua.
Un par de ciervos mulos semiocultos entre la hierba.
La verbena de arena del Yellowstone es una especie endémica que se encuentra exclusivamente en la orilla del lago Yellowstone.
Incendio forestal en alguna sección del parque sucedido en 2012.
Obsidian Cliff.
Esta pintura de William Henry Jackson, The Hayden Survey describe la exploración de un lago en Yellowstone (1871).
Philetus Walter Norris.
Incendios en Yellowstone en 1988.
Progresión de los incendios en la región de Yellowstone, entre julio y octubre de 1988.
Imagen en la que aparece resaltado, en la parte inferior izquierda, el sector del parque correspondiente a Idaho.
Mapa turístico de Yellowstone.
Paisaje del parque.
Póster del Servicio de Parques Nacionales que data de 1938 para promocionar Yellowstone.