Paths of Glory


Paths of Glory (en Hispanoamérica, La patrulla infernal; en España, Senderos de gloria) es una película estadounidense de 1957,[2]​ cuya acción se desarrolla durante la Primera Guerra Mundial. Dirigida por Stanley Kubrick y protagonizada por Kirk Douglas, está basada en la novela homónima de Humphrey Cobb, publicada en 1935.

En 1992, la película fue considerada «cultural, histórica y estéticamente significativa» por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y seleccionada para su preservación en el National Film Registry.[3]

El ataque suicida del Ejército francés contra las posiciones alemanas en la colina de las hormigas (Ant Hill), un punto estratégico de vital importancia para el desarrollo de la Primera Guerra Mundial, se convierte en un fracaso estrepitoso. Para escarmentar a las tropas con un castigo ejemplar, el general Mireau (George Macready), uno de los principales responsables del ataque y de su estrepitoso fracaso, convoca un consejo de guerra: tres soldados elegidos al azar por sus superiores son acusados falsamente de cobardía ante el enemigo y se enfrentan a la pena de muerte por fusilamiento.

El papel de la chica alemana del final de la película es interpretado por la actriz y artista alemana Christiane Kubrick (acreditada como Susanne Christiane), que empezó una relación sentimental con Kubrick durante el rodaje de la película y se convirtió en su tercera esposa y compañera hasta la muerte del director. La canción que interpreta es «Der treue Husar» («El fiel húsar»), una canción popular alemana de amor referente a un húsar que ama a una bella joven durante un año entero, hasta que ésta muere por una enfermedad.

Inicialmente, la Paramount compró los derechos de la novela con la idea de trasladar la acción a la Rusia zarista, pero el proyecto no llegó a realizarse.[4]​ El guion pasó por varios estudios en los que fue rechazado. La Metro-Goldwyn-Mayer estuvo cerca de asumir el proyecto, llegando a ofrecer el papel protagonista a Gregory Peck, que lo aceptó una vez Kirk Douglas había accedido a ello.[4]​ Fue gracias a Douglas que el proyecto pudo salir adelante, pues cuando leyó el guion, hizo empleo de toda su influencia para que el proyecto avanzase, y, ya con su apoyo, la United Artist decidió financiarla con un corto presupuesto, de 850 000 USD.[4]

Para la redacción del guion, el productor James B. Harris y Stanley Kubrick encargaron el trabajo al novelista Jim Thopmson y al guionista Calder Willingham.[4]​ El guion original contenía un final feliz que acabó siendo modificado hasta ser el que aparece en la película, y nunca vio la luz, ya que se trataba más bien de un medio de preservar la conclusión real y de obtener el beneplácito de la productora, la United Artist, cuyos miembros, entusiasmados con la película, no releyeron el guion final y no protestaron por la modificación.


Pahts of glory, cuadro de Christopher Nevinson "retirado" de la exposición en Leicester Galleries en 1918 que dio nombre a la película homónima de Stanley Kubrick.
Tráiler original de Paths of Glory.