Pedro Calvo Asensio


Pedro Calvo Asensio (Mota del Marqués, 31 de enero de 1821-Madrid, 18 de septiembre de 1863) fue un político, farmacéutico, periodista y dramaturgo español.

Pedro Nolasco Calvo Asensio nació en Mota del Marqués el 31 de enero de 1821,[1]​ hijo del labrador y procurador de los tribunales Leonardo Calvo Conejo y de su primera esposa, María Francisca Asensio de Cea. Tuvo varios hermanos, destacando Manuel Calvo, quien llegaría a ser bibliotecario del Congreso de los Diputados y oficial mayor de la secretaría del Congreso, además de que colaboró con su hermano Pedro en la redacción de La Iberia. Estudió Filosofía y Humanidades en la Universidad de Valladolid, y posteriormente se estableció en Madrid donde estudió Farmacia y Derecho, doctorándose en Farmacia.

Se casó con Ana María Posadas en junio de 1847, con quien tuvo dos hijos, Gonzalo (1848) y Teresa (1850). Se le consideró un esposo y padre ejemplar, por lo que sus hijos tomaron los dos apellidos de su padre (Calvo Asensio) en homenaje, al morir éste.

Fundó y dirigió el periódico El Cínife (1845), de corte satírico. Fundó en 1854, con Ruiz del Cerro y Juan de la Rosa González y dirigió hasta su repentina muerte en 1863 La Iberia, publicación progresista desde cuyas páginas se prestó apoyo y cobertura a la peticiones de la Sociedad Económica Matritense que abogaban por una unión aduanera entre España y Portugal.[2]​ El periódico se editaba diariamente excepto para los domingos. El periódico se convirtió por aquellos años en vocero del partido progresista y uno de los periódicos más importantes e influyentes de España, sobreviviendo a sus más acérrimos enemigos: los presidentes Narváez y O'Donell. El título del diario correspondía a la aspiración de alcanzar la 'unidad ibérica', es decir, la unión de España y Portugal.

Desde sus páginas se apoyó la Revolución de 1854 y la figura del Espartero para dirigir el Gobierno mientras que se atacaba a O'Donnell.

En 1863 La Iberia fue adquirido por Sagasta, junto con José Abascal, quien lo dirigió hasta junio de 1866, alcanzando su máxima difusión y sirviéndole para criticar al gobierno y preparar la Revolución de 1868.[3][4]


Primer número del periódico La Iberia, del que fue fundador, director y propietario.
Escena parlamentaria en el Salón de Sesiones del Congreso de los Diputados (1855), de Eugenio Lucas Velázquez (Palacio de las Cortes). Pedro Calvo Asensio se encuentra en el centro de los personajes que figuran en primer planto (séptimo por la derecha).
Portada de su comedia teatral Infantes improvisados, de 1847.