Pedro I de Rusia


Pedro I Alekséievich o Pedro I de Rusia, apodado Pedro el Grande (ruso: Пётр I, Пётр Великий, Пётр Алексéевич; Moscú, 30 de mayojul./ 9 de junio de 1672greg.- San Petersburgo, 28 de enerojul./ 8 de febrero de 1725greg.),[1]​ hijo del zar Alejo I y de su segunda esposa Natalia Narýshkina y sucesor de su medio hermano Teodoro III (Fiódor Alekséievich), fue uno de los gobernantes más destacados de la historia de Rusia, perteneciente a la dinastía Románov.

Gobernó Rusia desde el 7 de mayo (27 de abril C.J.) de 1682, hasta su muerte, y antes de 1696 lo hizo junto con su débil y enfermizo hermano, Iván V de Rusia. Llevó a cabo un proceso de modernización mediante la occidentalización y expansión que transformó a la Rusia moscovita en una de las principales potencias europeas. Se casó con Eudoxia Lopujiná, con quien tuvo un hijo y, en segundas nupcias, con su sirvienta, que tomaría el título de Catalina I al suceder a Pedro tras su muerte ocurrida en San Petersburgo el 8 de febrero de 1725 a consecuencia de una infección en la vejiga.

Pedro fue hijo del zar Alejo I (Alekséi Mijáilovich) y la boyarda tártara Natalia Narýshkina, segunda mujer del zar, que tuvieron cinco hijos. Los hijos del primer matrimonio del zar Alejo I con María MiloslávskayaTeodoro III (Fiódor Alekséievich), Iván V (Iván Alekséievich) y Sofía (zarevna Sofía Alekséievna)— estaban vivos cuando nació Pedro. Alejo I murió en 1676 y lo sucedió el mayor de sus hijos supervivientes, Teodoro III.

Pedro fue descrito como un recién nacido como “con buena salud, los ojos negros vagamente tártaros de su madre, y un mechón de cabello castaño rojizo[2]

Al morir Fiódor Alekséievich sin descendencia a la edad de 20 años, surgió una disputa por el trono. Iván era oficialmente el siguiente en la línea de sucesión, pero no tenía las dotes para asumir el cargo. El Consejo de los boyardos (nobles rusos) eligió a Pedro, que tenía en ese momento 10 años de edad, para convertirse en zar con su madre viuda ejerciendo la regencia. Sin embargo, la zarevna Sofía Alekséievna, dirigió una rebelión de los Streltsí (cuerpo militar de élite ruso). En el conflicto fueron asesinados muchos de los familiares y amigos de Pedro, hasta el punto de que Pedro incluso fue testigo de la carnicería que un tumulto de gente provocó en uno de sus tíos. Es posible que este recuerdo le produjese algún trauma.

El levantamiento permitió a Sofía, hermana de Iván y medio hermana de Pedro y a sus aliados insistir en que Pedro e Iván fuesen proclamados zares conjuntamente, siendo Iván el zar mayor de entre los dos. Sofía actuaba de regente durante la minoría de edad de ambos. Se cortó un agujero en la parte trasera del doble trono, a través del cual Sofía escuchaba a Pedro conversar con los nobles y le pasaba información para responder a preguntas y problemas. El trono puede verse en el museo del Kremlin en Moscú. Durante siete años, Sofía gobernó como una autócrata.


Llegada de Iván V y Pedro I a la ceremonia de coronación de este último. Litografía de Iliá Repin.
La zarevna Sofía Alekséievna durante su reclusión en el Monasterio Novodévichi. Cuadro de Iliá Repin.
Estatua dedicada a Pedro el Grande en Taganrog.
Caricatura del siglo XVII, sobre el impuesto de llevar la barba.
El Jinete de Bronce (monumento ecuestre a Pedro el Grande en San Petersburgo).
Pedro I en su lecho de muerte. Cuadro de Iván Nikítin.
La boyarda Morózova. Óleo de Vasili Súrikov, 1887.
Ejecución de los Streltsí tras la fallida rebelión de 1698. Óleo de Vasili Súrikov, 1881.